martes, agosto 11, 2009

El regalico veraniego de los cojones



Es definitivo: me hace falta México. Quería hacerme la macha y no ir. Me doy cuenta de que es simplemente imposible poner en un punto de comparación toda la "magia" del "primer mundo" y todo el amor de allá, la pertenencia, la libertad, todo. Así que dejo de hacerme la macha: extraño mi patria y volveré.

Mientras eso suceda, mientras me voy de aquí, me cago en la leche de la pinche vieja que limpia el hostal y que hoy me la hizo de jamónzaso por mamona y me acusó con el jefe que, cabe mencionar, me ama. Pinche vieja mamona. Es mi regalito de verano, maldita sea la hora en que me lo dejaron aquí, si la basura pasó ayer por la noche. Grrrrr.

Como sea, tengo sed.

AUTOPIC: "Ilumíname diosico, plis", dame paciencia, porque si no, lva a correr la sangre en el hostal. Repito: sangre+hostal=no queremos, ¿verdad?

*NOTA: Como que me disculparán que sea tan naca y cometa tanto fallo ortográfico. No doy crédito. Sólo puedo decir que tenía sueño, jajajajaja. Nada me disculpa.

3 comentarios:

NTQVCA dijo...

Mientras no se convierta en peli "El hostal", bien sangrienta...


Gracias por tu comentario en mi blog, mira, nomas fue berrinche!

Tita dijo...

Hola, soy una espontanea, llegué a través de las Crónicas de aparador...y es que soy fan de los blogs como el tuyo, como el de Cin...de las que por alguna razón nos toca estar donde sea...
saludos

José Alonso Torres dijo...

Pues en la patria te estaremos esperando con los brazos abiertos y las botellas destapadas; los brindis calentandose en la garganta y la buena vibra a flor de piel, a flor de palabra para reventar en los labios de una buena conversa. Amiga te veremos por aca y eso que yo ahorita tambien ando fuera de Mexicalpan de las tunas y me pongo freak por la falta de acentos y de la letra "n" (Grrrr, ves?)