jueves, mayo 21, 2009

Hablar por hablar

¿La última vez que estuve enamorada? ¿Importa?

En la voz del narrador de Sputnik, Mi Amor, Murakami apunta "por profunda y fatal que sea la pérdida, por importante que sea lo que nos han arrancado de las manos, aunque nos hayamos convertido en alguien completamente distinto y sólo conservemos, de lo que antes éramos, una fina capa de piel, a pesar de todo, podemos continuar viviendo, así, en silencio." (p. 242)

Pero me acuerdo perfecto de las dos últimas veces que me atravesaron el corazón, aunque haya sido con cuchillos de plástico y las heridas, apenas profundas, dolieran más por los torpes golpes de los maltratadores que por haberme atravesado la piel, el esternón.

Antes, cuestiona a rajatabla "¿por qué tenemos que quedarnos todos tan solos? Pensé. ¿Qué necesidad hay? Hay tantísimas personas en este mundo que esperan, todas y cada una de ellas, algo de los demás, y qué, no obstante, se aíslan tanto unas de las otras. ¿Para qué? ¿Se nutre acaso el planeta de la soledad de los seres humanos para seguir rotando?" (p. 212)

Pude engrosar la piel. Tengo ganas de gritar. No, no como cuando vas a un concierto y te vuelves loco porque estás escuchando la preciosidad que te marea hasta el cansancio con ene mil reproducciones en la iPod.

Habla de Sumire: "Claro que no me resultó nada fácil aceptar que Sumire no sientiera apenas (o en absoluto) interés hacia mí como hombre. Cuando la tenía delante, notaba a veces un dolor agudo, como si alguien estuviera arrancándome las entrañas con un cuchillo acerado. Sin embargo, por más dolor que me reportaran, las horas que pasaba con Sumire eran las más preciosas de mi vida. Frente a ella olvidaba momentáneamente mi eterna soledad. Sumire expandía las fronteras de mi mundo, me hacía respirar hondo. Era la única persona capaz de hacerlo". (p. 72)

¿La eterna locura? ¿Esa que te puede causar alguien si te besa la espalda, si la acaricia hasta que termina? ¿Si te penetra por detrás? No por el culo, no, sólo en por detrás. ¿Bajo un móvil rojo en forma de espiral?

Cuando lo miré a los ojos, sentí calma. Sí, me gustó.

Universos Infinitos


SOUNDTRACK: Ya lo saben.

5 comentarios:

NTQVCA dijo...

Andamos conectadas, de un continente a otro, hoy sentimos lo mismo.
Saludetes

Mandarina Concupiscente dijo...

Llevo tiempo viniendo tímidamente a este lugar y este post me cautivó por completo, es hermoso.

A veces la barreras humanas son tan absurdas, sobre todo cuando solo son fantasmas endebles los que se interponen y que nos resistimos a dejar de alimentar.

Saludos desde tierras lejanas.

Verónica Nieva dijo...

Es un gusto leerte... Murakami dice todo como uno lo siente... No sé cómo lo hace...

Y tú... también encueras tu alma y también se ven cosas propias...

No sé cómo lo haces...

Un beso.

Mariana M* dijo...

¡Amo a Murakami! Encontré este libro por casualida, me acordé de ti, y lo leí casi de una sentada.

NTQVCM, qué buenas conexiones, ¿no?

Mandarina, me gustó mucho tu comentario, tu aparición y tu blog ;)

Ziul dijo...

Coincido con lo anterior, este post es cautivador.

Hace poco acabo de terminar el libro de EL ARTE DE AMAR de Erich Fromm en donde dice que para saber amar primero hay que definir amor como teoria y luego como practica. (algo complicado)

Pero en sí algo tiene de razón en ese libro, dice que El amar no supone no sufrir, sino que es parte de, como del manzano a la manzana o de los Corn flakes a la leche (y que cuando estos ultimos se toman sin leche son màs insipidos y pasajeros).

Pero yo digo que la verdad cada quien ama a su propia manera y tambien sufre a la suya, lo que nos hace fuertes es como lo afrontamos.

Saludines n_n