jueves, abril 09, 2009

Brunch

Un domingo cualquiera vamos a un brunch y vemos lo que podría tratarse de la próxima conquista. Y por conquista no me refiero a amor del bueno. Sólo sexo.

El punto es que hubo de todo, incluidas mimosas, es decir, juguito de naranja con cava (que es lo mismo que el champagne, pero hecho en la bella Cataluña), y todo, todo, pero todo cortesía de nuestra señora Kristine. ¡Ay cómo la voy a extrañar! La verdad es que es muy divertida. Ya la estaremos visitando en el gabacho.


El delicioso pay de manzanita sol que prácticamente preparó la Kristine, yo nomás me hice del rolling ping o rodillo y le dí duro a la amasada.


Eso sí, yo me encargué de la decoración.

Alalimón con el Álvaro, dándole al pay.



Nuestra señora Kristine, una excelente cocinera.



Los roomies del piso. Yo nomás echando ojo.


Fritata. Está raro, sabía buenísima, pero es como un chingo de huevos con pimiento verde, cebolla caramelizada y más pimiento rojo. ¡Ah! Y setas. Hecha al horno.



Desde el balcón de sus aposentos.


Bien serios los hermanitos González.


Posted by Picasa


Y bacon y toda la cosa. También papas hashbrown.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ay que bueno todo, que envidia, quiero regresar a vivir a barnitaz city, se te ve chido el rojo.. ponte hena asi te daña menos el pelo.

atte yo

Osito Pervertido dijo...

Los Hermanos Gonzalez parece un grupillo de rock modernillo!
bien por los teclados!
onda

Mariana M* dijo...

Yo: ¿que no la hena se deslava rapidito? De todas formas no sé si continuaré con el rojos, a ver qué dicta el ánimo el mes entrante.