jueves, abril 30, 2009

Ojos de persiana



A veces puede ser una sola cosa, a veces tengo la enorme paciencia y aguanto más, pero hoy hay demasiada gente molesta por aquí. En el hostal, ya saben, y con eso de que el verano viene (no sé cuándo putas, pero supuestamente el buen clima ha de arribar) la gente molesta se descuelga por acá con todo el kit incluidísimo.

Además de mi bajo nivel de tolerancia me tiene un tanto consternada el hecho de que por enésima vez compruebo la volatilidad de las cosas en Barcelona. Gente viene, gente va, sí, pero duele cuando se trata de gente allegada, a la que le coges cariño, pero bueno, hemos de acostumbrarnos porque vienen más despedidas de cercanos muy, pero muy queridos. En resumen: no estoy lista para el cambio, creo, en realidad, que nunca lo he estado y aunque quisiera ser un personaje de acción cuyo avión se estrella en una isla desierta en el Pacífico y sin aparentes pedos va resolviendo su nueva vida, yo no puedo serlo, no vino esea gracia en mi información genética.

Así que mi malestar es una mezcla de odio a la gente molesta con preguntas molestas y argumentos molestos e inútiles; tristeza porque la gente se va, y, por último, sacadez de onda porque a veces la banda se pone pedera y la hace de pedo y se lleva en el pedo a la demás banda. Todo en uno me pueden hacer llorar ahora que he dejado los antidepresivos totalmente. Y no me gusta estar así de sensible y vulnerable. Estoy trabajando para convertir los sentimientos negativos en algo más constructivo. No me quiero boicotear.

Por último, hoy, literalmente, me cagué en uno de los paletas (albañiles) que reparan el edificio pocilga que habito. Me da risa nada más acordarme. La cosa es que están cerrando el agua desde este lunes pasado desde las 8 am hasta la 6 pm. Yo leí el letrero y acaté la norma, así que me coordino para poderme bañar sin pedo, pero la verdad es que hoy no me bañé, de hecho me bañé la última vez el martes en la noche (cuando hice el turno de noche en el hostal), y es que hoy sí que me levanté re tarde. Total, yo estaba con que no había agua, pero se podía usar el w.c., pero resulta que no, y nomás soltar la primera meada, junto con lo que generalmente va en las mañanas o a la hora que uno suele cagar, y pos que oigo el grito pelón del paleta enmierdado. Risa total, pena también. Creo que voy a darle una botella de vino al tío éste para que pueda olvidar ese hermoso regalo que inconscientemente le hice esta mañana. Bueno, medio día. Nadie es perfecto. Es posible tener ojos de persiana. Y qué.



HOUSEPICS: De la escalera del edificio donde se encuentra mi humilde piso. Ora si que si este mes no me pongo las pilas y pinto mi habitación y el salón, me doy un tiro, porque nomás no está bonito eso de vivir en un lugar pocilga. La cosa es que el dueño tiene en su haber como 90 fincas, es decir, edificios, en los cuales habrá unos 10 apartamentos. Es un putero pues. Supongo que le basta con recibir la renta y no invertir nada, nadita en remozar las áreas cómunes, "para qué" dirá él, total, si la banda igual se aguanta y me los alquila. Pero yo, yo qué daría porque estuvieran medianamente conservados esos interiores, si hasta eso, son bonitos. Ahora, partiendo de aquí digo, estarán viejitos, pero pos de menos limpiar, y ahí medio va un ruco cada semana a disque barrer la escalera, pero puro pedo, le pagamos 15 euros por piso para que se haga pendejo una vez a la semana, porque no es ni para quitar las telarañas que se pueden ver por ahí. En fin, así las cosas a veces.

No está para nada mal

El paquete.

La esperada ilustración.

El primer acomodo.


La notita.

Ani, gracias por dibujar tan bonito. ¡Tengo un Ani Castillo! El título: She was not that bad. Todo aquel que quiera uno en su casa, vaya a su tienda Etsy.

miércoles, abril 29, 2009

La cabeza, las violencias

Al proyecto lo nombraron Sin Cabeza: Reflexiones sobre la violencia contemporánea en México. El creador es un buen amigo mío, muy brillante él. Se llama Prudencio González.

¡Ay amá! ¡Las cabezas! En el blogs de este taller podrán apreciar lo bien que lo pasamos. Pero eso es lo de menos, lo de más es siempre lo que se puede realizar cuando hay ganas de hacer cosas.

A la mía la titulé Las Violencias. Dibujé los monitos altamente influenciada por Marjane Satrapi, recién acababa de leer Persépolis, no lo niego ni un pelín. Además, es re difícil dibujar monos en distintas posturas, siempre necesito un modelo. La idea era poner de manifiesto distintos tipos de violencias que nos pueden acechar, tales como la verbal, la física, la emocional, entre otras.

La verdad es que estuvo bastante guay la reunión para hacer las cabezas. ¡Gracias Don Prude!









FOTOS: De la serie "La cabeza" y no de vaca. Acá entre nos, Aimecita, que cedió las intalciones de su tienda Como Te Ves, Me Verás para hacer las cabezas, fue a proponerle al encargado de asuntos culturales del H. Consulado Mexicano que se hiciera algo al respecto y pos que no le gusto nada la idea al mono éste, que porque que para qué le andamos moviendo a eso de la violencia en México, que no hay que pensar, ¡que para qué!!!!!!!!!! A ver quién se avienta a hacer el reportaje sobre quiénes están como "cabezas" pensantes en los consulados mexicanos del mundo ahora que reina Calderón. Pinche gente.

sábado, abril 25, 2009

El juego







La presa juega a que sí, a que no. El arma al hombro y ahí la mano que repasa sobre la ropa un solo centímetro cuadrado del territorio en el que antes se derramo. Me diste los 10 dedos, el abrazo, la carne y saliva. No juegues, no. ¿Te mato? ¿No?


FOTOSERIE: "Vamos a jugar, jugando". De una centella marrón que el viento trajo de nuevo a la ciudad. Después de la centella, el fuego viene. El fuego del juego. Y el jugo, también.

One fine concert

Junto a mí, un friki de esos que sacan la camiseta del cubo de la ropa sucia para volversela a poner por enésima vez, bailoteaba esparciendo su "agradable" aroma. Prefiero un sobaco sudado que este característico olor. Fuera de eso, el concierto me encantó. No es que sea fan, fan, fan de David Byrne, pero me pareció una buena ocasión para acudir al Palau de la Música Catalana y conocerlo de una vez por todas. Suelo pasaear mucho por ahí, ya que el Chango está en la misma calle.

Para variar, estuvo cardíaco llegar: salí faltando 15 minutos de mi casa, bajé en bici en putiza, casi me estrello con un coche, bueno, se la hice de jamón porque no respetó mi siga, pero no, no me hubiera estrellado, iba calibrando los frenos; cuando me paré bien mona yo en la taquilla me informan que no, que ahí no podía recoger mi entrada comprada vía internet por Tele Caixa, una reveranda mamada de Caixa Catalunya para vender entradas a conciertos. El punto es que yo fui el jueves por la mañanita (raro, pero cierto, estaba a las 10 menos 5 esperando a que abrieran la caja para recoger mi entrada y nadie se apareció por ahí, disque que porque era Sant Jordi, decían otros trabajadores del lugar) y como no lo pude recoger me confié a hacerlo el mero día igual que otros 200 mensos que pensaron lo mismo que yo. Total, me cagué porque supuse que la puntualidad sería implacable para iniciar el concierto. Gracias a dios como éramos mil pendejos afuera del Palau, pues que nos esperan y nomás sentarme en mi lugar, que sale el mismísimo Byrne y empieza a decir huevada y media para hacer tiempo. El concierto empezó a las 21:30 horas y terminó dos horas más tarde. Hubo dos encores y al final, finalsísimo, el fino público catalán coreó eso de "oé, oé, oé, oé, ooooé, ooooé" y todavía no sé por qué.

Las canciones de David Byrne pueden ser tan melodiosas, como intensas. Su voz me llevó a mil lugares que he vivido a lo largo de toda mi vida. Me gusta. Mucho.















CONCERTPICS: La neta, se la mamó. Los tres bailarines, los tres coristas, los tres músicos acompañando a Byrne dieron muy buen espectáculo. El ideal de frikis y adultos contemporáneos. Ora si que la momiza y yo disfrutamos de lo lindo, ja, ja.

miércoles, abril 22, 2009

La creadera, los planes y demás


El tiempo exacto que me persigo al día porque aún no hago nada respecto a la tesina que nunca haré es algo así como 15 segundos al día. O cada dos días.

Tengo tantas ganas de enamorarme (que doy asco) y tan poco tiempo. ¿Qué va a ser de mí? Supongo que seré una madre abuela. ¿Y qué? Seré madre a la edad que mi abuela fue abuela por primera vez, o sea, a los 40. Mientras tanto espero con locura recibir la paga fresca de mayo para hacer lo siguiente:

  • Ir al gimnasio más cercano y matricular mis carnes flácidas y hacer de este cuerpecito algo útil.
  • Correr al desigual de Maremagnum (para aprovechar y pasear cerca del mar) y comprar alguito que hoy casi me da el soponcio: ¡no tengo ropa! Ja, ja, ja. Qué buen chiste. Si justo eso es lo que más me costó cargar en tanta mudanza que hice. Lo que quiero decir es que no tengo ropa para la temporada primavera-verano 2009. Ni modo, hay que actualizar un poquitín y perderle el miedo a los colores y al taconazo. Unos tennis colorfull están dentro del presupuesto.
  • Una computadora. Tras mi fallido intento por comprar una usada hasta México (no he recibido señales de vida de los vendedores y pues supongo que eso quiere decir que no les interesa venderme nada) opto, de nueva cuenta, por venderle mi alma al diablo, léase FNAC, y volver a navegar veloz en una MacBook. Y párale de contar.

Ahora me voy veloz que olvidé hacer algodón para ver si me gano una Mac y me ahorro el varito, no sin antes mencionar que mañana cuelgo fotos del taller Sin Cabeza que tuvo lugar este domingo pasado. Quéjome porque Álvarito no colgó en el blogs ni unísima foto de mi trabajo. ¿Qué pedernal?



ILUSTRACIONES Y SOUNDTRACK: Los dibujitos son de Juan Pablo Baene, resultado de una ardua jornada laboral aquí en el hostal; la musiquita es Cargo City, unos guapetones alemanes dispuestos a todo. Yeah!

sábado, abril 18, 2009

Cabezas en primavera



Puede que sea primavera, pero el sol no sale aún para nosotros y nos seguimos congelando el trasero.

Mientras son peras o manzanas, mañana nos reunimos a crear cabezas en la tienda galería Como Me Ves Te Verás.


¡Ay macetona que estoy! Y si, quebrándome la cabeza un poquito creando las ilustraciones que acompañarán a mi creación.




FLOWERPICS: De mi balcón y gracias a los entregados compañeros de piso que tengo, porque lo que soy yo, no se me da lo de cuidar plantitas. No quiero saber con mis hijos.

viernes, abril 17, 2009

Deformaciones


El movimiento salvaje de la carne se manifiesta a veces en una pista de baile. Y no necesariamente hay que experimentar una identificación total para disfrutarlo.

FOTOMOVE: "La mano que mece la cuna", tomada en el Jamboree Club en Plaça Reial en el corazón de Barcelona. Donde se conmueve otra Barcelona, la que los guiris de distintas partes forman o deforman, ya no sé.

jueves, abril 16, 2009

Pinky little bitch



Sí, me encuentro demasiado rosita estos últimos días. ¿Será que estoy de moda de manera natural? Leer tanta pinche revista de modas y tendencias me está intoxicando, pero ahí estoy dándole al Glamour, Cosmopolitan y Cuore. ¿Por qué? Una, porque puedo; dos, porque las compro; tres, porque me las encuentro en el hostal, y cuatro, por pendeja.

Siempre que termino de leer una pienso, no, no volveré a comprar, leer ni hojear una más. Acto seguido, le estoy dando duro a tan fina lectura en el baño (sí, adoro leer en el baño este tipo de literatura). Luego pienso, ¿ps qué tanto es tantito? Y claro, muy, pero muy en el fondísimo de mí me justifico pensando que por qué le hago el pinche feo si es meramente leer (si es que se puede llamar leer, porque es más que nada puro hojear) la quintaesencia de lo femenino. Blah. Pura pendejada. Me debato, pero leo.

Eso sí, me siento altamente capacitada para acudir a la tienda más cercana y elegir prendas al último rugido de la moda. Claro que como siempre ando a las carreras, termino vestida siempre igual y sin estrenar ningún vestido: converse, pantalón de mezclilla, blusita y chamarrita con capucha (porque disimula bien mi barriguita con los bolsillos, así que es mi prenda de vestir favoritísima).

No me gusta que photoshopeén todas las pinches fotos y se promueva así el complejo de mujer normal, pero sí, le doy duro y tendido al chisme, es decir, a la recavación de datos para una buena compra. ¡Chin!

FOTOGRAMA: "Pinche rosita" que me veo estos días. Chale, creo que me hará bien cambiar de crema facial y de gel limpiador. Jeje. Solo gasté casi 80 euritos en estos lindos productos. Consumista de mierda. Adicta a la adrenalina que da el comprar.

miércoles, abril 15, 2009

Fan, fan, fan de Almodóvar

Hace alrededor de 22 horas, un par de lagrimones rodaban mejilla abajo y casi estoy segura que por primera vez fue culpa total de Almodóvar. La 'dramedy', como él mismo llama a Los Abrazos Rotos es, para esta humilde fan del director manchego, una de sus más logradas producciones en la que toca por todo lo alto el más puro drama, la pasión desbordada y el conflicto.

Ya se entreveía en Volver, filme que, para mi gusto, a pesar de dar cuenta de una tragedia familiar que arrastra a los personajes que encarnan Carmen Maura y Penélope Cruz, pertenece a ese universo almodovariano que se regodea en las mieles del absurdo y lo surreal a la vez y que muchos han llegado a comparar con el realismo mágico.

Los Abrazos Rotos no posee esa huella de lo inexplicable sumergiéndose más bien en los vericuetos de una amor acechado por la envidia y los celos. La primera encarnada por el personaje de Blanca Portillo; el segundo, por el rol que desarrolla José Luis Gómez.

La noche de ayer me preparé para asistir sola y con mi alma a lo que para su servilleta constituye todo un acontecimiento: ver por primera vez el más reciente filme de mi adorado Almodóvar, el cual estoy segura veré muchas veces más. Y creo que es culpa de mi padre haberme hecho así de fan, sin remedio. Por ahí del año 89 llevó a casa Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios, oscarizada producción que, no miento, vi unas 100 veces, si no es que más, sola, con mis hermanos o con mis amigas de la secundaria. En el futuro, acudir puntual a los estrenos de cada película de uno de los directores españoles con más proyección internacional, se volvió un acto de rigurosa fe.

De hecho, que en Los Abrazos Rotos aparezca como intertexto y bajo el título de Chicas y Maletas, Mujeres al borde..., me pareció la cosa más divertida. Como se disparaban con locura los precios de haber elegido incluir la obra de cualquier otro autor, Almodóvar se decantó por una suya. Así, podría manipularla a su antojo.

No digo más. Todavía se me pone la carne chinita. Vayan y véanla en cuanto puedan.



TEASER: ¡Pa' que se animen! ¡Qué buenos personajes femeninos como siempre! En fin, Almodóvar al fin.

*Por cierto, anoche estuvo Pedro con Andreu Buenafuente, conocido showman catalán, y chequen lo que dijo de Vicky, Cristina, Barcelona. Almodóvar pecará de sincero, pero me cae re bien por decir simplemente lo que piensa. Y no, no le gustó la peli de Woody Allen. ¡Chin!



domingo, abril 12, 2009

Salman pasó por aquí

video

Un día cualquiera en la chamba aburrida, que llega Salman Rushdie, que lo pasean por el lugar y que en la noche va con Buenafuente y dice que la película oscareada de Danny Boyle era pura farsa. Bueno, de menos que los indúes no se rien tanto por lo general. Y blah.

VÍDEO: Salman es el quinto; en realidad se le ve sólo la espalda, pero es lo más cerca de él que he estado en la vida. Antes sólo verlo en el salón de Mil Jóvenes con Salman Rushdie en alguna FIL hace, por cierto, mil años. El vídeo es muy cutre. Ahí disculparán. Y si no, es lo mismo.

*Olvidé mencionar que el escritor de origen argentino Rodrigo Fresán formaba parte de séquito que acompañó al autor hindú ese día. ¡Nunca olvido caras! Y eso que tenía años mil sin verlo en foto.

sábado, abril 11, 2009

Full moon fever

La luna llena causó estragos. Entre fiesta, fiesta y más fiesta en el hostal mi jefecito santo y adorado se pegaba el cabreo de la vida porque ninguno miembro del staff se dignó a barrer unos polvarajos que dejaron los pinches paletas de mierda (sí, en España a los albañiles les llaman paletas. ¿Hola?). Yo, como amo mi chamba, no le discutí un pelín, porque sí, vi los polvarajos y como andaba en putiza lidiando con unos adolescentes australianos que tenían la música a todo volumen y andaban punto pedo, pos no, no los barrí ni en defensa personal. Eso sí, lavé putimil trastes sucios que dejaron estos gamberros hijos de puta. Entre tanto, me agüité un poco porque Gemma, que se estaba quedando hospedada en mi casa, prefirió irse a casa de la africana que le rentó durante un mes una habitación. Argumentó que en mi casa no se podía concentrar para estudiar o escribir por los ruiditos del niño, como no tengo puerta en mi habitación, pos se filtra todo. Y pues sí, me sentí chinche por no contar con un piso al nivel de los requerimentos de la visita. Bueno, pero ya se me pasó. En realidad debería brincar de alegría, ¿no? Me pasó justo lo que desea cualquiera con visita en casa: que decida irse a un hotel o algo así, je. Y es que en el historial de visitas, ya agarré callo y pues no, no me gusta recibir visitas, a menos que las quiera un montón como a Gemma. Si no, ejem, ejem, que se vengan al hostal. ¡Chin!

Ayer por la noche acudimos al Chico Chango la Alejandra y yo, en parte para aprovechar y salir que ella anda Rodríguez (como le llaman acá al hecho de que a una mujer casada se le vaya el marido de vacación y la deje solterita), en parte para despedir a Che que se regresó al gabacho hoy día. Bien cagado el Che.


¿Marihuana? Nooooo, Mariana. Pinche Che.


Me urgen unas pinches bambas a todo color. De momento ya me compré por internetssss (mi último nuevo vicio, compras vía web) unas Adidas para darle al ejercicio, porque sí, quiero ponerme la mar de buena para este verano y como que no quiero dejar de comer chido, sino mover mi culito santo y sudar, sudar mucho.


Aquí La Tía, Alejandra. Ella ya le dio a la corrida bien severo y bajó un chingo. Yo quiero estar como ella o como la Princesa Gato. De perdis. Además me compré en Mango Outlet unos vestidos bien pro para el veranos. No quiero dejar de lucirnos a todo lo que da. Eso y unas bambas New Balance están en el punto de mira.

FOTOPICS: De la noche de anoche por culpa de la cual no me desperté para ir a CasacAsia hoy y pos sí, creo que ya me odian; tenía buena coartada, pero pos con esas de que ya se vence mi convenio, capaz que ahora deciden no renovarlo. Por mi parte, estoy piense y piense si yo quiero seguir ahí, porque como que estoy un poco harta de tanto pinche trabajo. Ya pues, que es porque me quedé sin ordenador, pero bueno, igual, está de hueva eso de la pinche alfombrita que les conté por ahí.

viernes, abril 10, 2009

Ando que ando



¿Adivinen quién le puso George al child anoche y anda que anda? Y, obvio, quiero más. Pero el chino se me peló pa' Sevilla. No vuelve en día vario. Habrá que avanzar hacia nuevos territorios. China rules! Bueno, por lo menos éste.

FOTO: "Regocijo y en caliente", que esto de despertar abrazada, es la onda. Luego se van y te dan besito en la mejilla y toda la cosa.
Posted by Picasa

jueves, abril 09, 2009

Roja al habla


¿Qué tal, eh?

Ahora. ¿Será que me gusta el rojo, tú?

Antes. Castañita.com.

Dicen que de castaña me veo bien, bueno, ya si no, si es mi color natural. El punto es que Gemma me convenció y ps que me lo tiño de rojizo. Ya lo había hecho durante un buen rato hace años, hasta que me cansé de ser esclava del tinte. Ahora, creo que durará poco el gusto, porque como que me da huevita. Igual que depilarme las ingles, pero bueno, de vez en cuando y en el nombre del amor (léase sexo en realidad) lo hago con vehemencia.

FOTOLOOK: De mi nueva imagen, je. Ahí me ando renovando buscando sólo sentirme bien y guapa.

Brunch

Un domingo cualquiera vamos a un brunch y vemos lo que podría tratarse de la próxima conquista. Y por conquista no me refiero a amor del bueno. Sólo sexo.

El punto es que hubo de todo, incluidas mimosas, es decir, juguito de naranja con cava (que es lo mismo que el champagne, pero hecho en la bella Cataluña), y todo, todo, pero todo cortesía de nuestra señora Kristine. ¡Ay cómo la voy a extrañar! La verdad es que es muy divertida. Ya la estaremos visitando en el gabacho.


El delicioso pay de manzanita sol que prácticamente preparó la Kristine, yo nomás me hice del rolling ping o rodillo y le dí duro a la amasada.


Eso sí, yo me encargué de la decoración.

Alalimón con el Álvaro, dándole al pay.



Nuestra señora Kristine, una excelente cocinera.



Los roomies del piso. Yo nomás echando ojo.


Fritata. Está raro, sabía buenísima, pero es como un chingo de huevos con pimiento verde, cebolla caramelizada y más pimiento rojo. ¡Ah! Y setas. Hecha al horno.



Desde el balcón de sus aposentos.


Bien serios los hermanitos González.


Posted by Picasa


Y bacon y toda la cosa. También papas hashbrown.