jueves, marzo 19, 2009

Por los viejos tiempos

Las cosas estan así: después de un año cuatro meses de ingerir pastas para nivelarme, es decir, para salir de la depresión, puedo decir que estoy bien y de buenas.

Creo que vivir con Dieguito sólo me va a dar ganas de tener hijitos. El tic tac está sonando cada vez más fuerte y no quiero que me deje sorda.

Excavando en los archivos del blog, releo y veo post y fotosque me hacen casi chillar, cagarme de la risa y recordar lo lindo o duro de otros tiempos, pero también me obligan a pensar en lo bien que estoy ahora. No es que esté feliz como una cochina lombriz, pero se acerca y eso mola. Aunque entonces estuviera un pelín más delgada y luciera espectacular. En fin, eso hace acordarme que siga fotografiando a mi persona, porque no me sale nada mal, je, je. ¡Digo! Para que yo misma sea la fotógrafa. Ahí ustedes dirán.



El nene travieso intentó correrle a la cámara, pero yo, yo soy más rápida que un eyaculador precoz, je.


FOTUCAS: Del Dieguito. Creo que la paz reina en mi interior. Y como la tranquilidad, no hay nada.

3 comentarios:

NTQVCA dijo...

Hijos Mariana, despues de ver tus fotos el 2007, ya decidi que me voy a volver anorexica!

Mariana M* dijo...

¡No! Nomás hay que comer bien y hacer ejercicio, jajajajaja.

Anónimo dijo...

Pues yo te veo ya mas delgada