miércoles, marzo 25, 2009

Mood amargada

Posted by Picasa

¿Que Barcelona es un eterno bucle? Puede ser. Es como una jaula de oro: bonita, bonita, pero rara y sin amor.

La otra noche vi Manhatthan (1979), de Woody Allen, mi Woody de antaño, ése al que crecí viendo, el que se enfrascaba en cada peli en monólogos eternos acerca del funcionamiento de las parejas, que desgraciadamente dejó de ser ese Woody cuando conoció a Scarlett Johansson y se encontró con su propio bucle y llegó hasta Barcelona (Barcelona=bucle ¿? ¡Sabe!). Cabe mencionar al respecto que quien conozca la relación de Pé con Harvey Weinstein comprenderá cómo, a parte de sí, sus dotes histriónicas (porque sí que las tiene), Pé llegó a tener un Oscar. Digo, ¿que se lo haya sacado en su carrera ella antes que Kate Winslet? No, eso no lo puedo creer. Los miembros de la Academia estan pedos o ¿qué?

Vale, el caso es que viendo Manhattan simplemente me sentí chinche al ver esta escena:



De haber conocido yo a este Woody, me arrodillaba ante él. Es que de últimas me siento otra vez en ese mood de detestar a las parejitas románticas que se besan de flor en flor y andan por ahí revoloteando de amor. ¿Y yo qué? Vale, vale, mientras no pase, no pasa y ya está, pero ¿donde está mi Woody? Quiero uno para mí, así, flacucho, con gafotas, retórico hasta la médula, pero inteligente hasta el cansancio, cachondo y cachondo, sí.

FOTOCOLLAGE: "Bacerlona: un bucle", con lo que llego a la conclusión de que todo es un bucle en esta vida, el caso es saber de dónde mirarlo y, en definitiva, es un bucle con esquinas felices, despiadadas y gratas. De todo como en botica. La vida papá, la vida que le dicen.

1 comentario:

fruitman dijo...

el woody de scarlett tampoco está tan mal. la scarlett de match point es un buen avance respecto a anjelica huston de delitos y faltas :)