sábado, febrero 21, 2009

Senos, pisos y japoneses...de todo como en botica


En busca de mi hogar, de la que pueda ser mi casa, llego a la conclusión que el viejo piso de Sors era de verdad un hogar. Me apropié de mi espacio, me sentía a gusto...hasta que no fue así.

Y, reportando desde el hostal, hay un grupo de japoneses que se distingue por ir ultra fashion, pero me cagué de la risa y pelé ojo cuando uno de ellos azotaba acá el taconazo bien duro contra el piso, o sea, que se noté que traía tacón.

En el hostal todos se cagan de frío, ¡porque alguien puso el air conditioning en lugar del heat! Chale, apenas nos dimos cuenta mi jefe y yo. Pobrecitos míos, pidiendo una y otra y otra cobijita. Espero que hoy duerman bien, voten positivo al hostal y mi trabajo siga vivito y coleando, que los recortes andan a pedir de boca.

Al juez Baltazar Garzón le da el telele, Mariano Rajoy defendiendo a su pinche partido corrupto, los bancos no dan créditos a las medianas empresas, chingos de recortes y yo, yo sólo quiero una casita linda a la cual poder llamar hogar.

Dios me acoja en su seno.

FOTO: Luciendo media a rayas en el cuadriculado piso de la casa de la princesa Kristine.

1 comentario:

NTQVCA dijo...

El piso esta lindo. Voto porque en el hostal todo vaya perfecto, que lleguen muchos japoneses fashion y que encuentres finalmente lo mas parecido a un hogar.