viernes, febrero 13, 2009

El diablo

En Barcelona el diablo no sólo viste de negro: es negro. No me juzguen de racista, es que es así. Le llaman Papi Chulo y se pasea por las calles del Borne y del Raval con los bolsillos cargados de cocaína y marihuana. Si quieres porro o farlopa, da igual, es tu hombre. Antes, me la regalaba, y, tomando en cuenta lo cara y mala que es por estos lares, por un beso no me parecía nada mal. La última vez, sin embargo, tuve que preguntarle el precio: iba acompañado por una rubia de bote. Ni pedo, me la pasé a pelar. ¿Lo mejor? Mantendré mi organismo limpio por más tiempo, mis mañanas libres de resacas mal sanas, mis noches más cortas y sin tantos amaneceres en vigilia.

El diablo no se limita a una sola nacionalidad. Los ahí cubanos, mexicanos, españoles y anexas.

Hay que tener cuidado.

Informó para Locutorio M*, su segura servidora.

EL SOUNDTRACK DE HOY: Amanda Palmer haciendo cover de Creep (uno más), acompañada por un ukelele.

2 comentarios:

BotayFalda dijo...

Me quite las cejas para poder pintarme como ella... O lo soñé?

Que bello pensamiento de Banana!


Saludos Tocaya besossss

M*

Mariana M* dijo...

Banana rifa!