martes, diciembre 30, 2008

¿Sueca por un día? ¡Ni maíz paloma!


Ni sueca, ni qué 8 cuartos. Ya me gustaría a mí, probar a serlo sólo por un día, para sentir abundantes miradas descolocarse ante mi dorada cabellera, pero no señor, nací otro día, nací en otra parte. Snif. Así que como me gustó al probarlo, me va a dejar de gustar, porque no me gustan ya los chingadazos, no quiero sufrir, ni volver a esa parte en la que comía el despreció en migajas. Me voy a aguantar, porque ya pasé por ahí, sé la angustia que se vive, sé el sabor de esas lágrimas. Y sí, estoy un pelín, pero nada más un pelín triste porque no puedo gustarle y volverlo loco a mis anchas, motivo por el cual puedo identificar el dejo de orgullo, así que no, lo que conviene rodando viene y no voy a caer en la trampa. ¿Sufrir ahora? ¡De pendeja! Snif. Hace mucho que no tocaba a alguien que podía volverme loca.


FOTOBLOWS: "Como el aire, en movimiento", pero para otros rumbos, por ejemplo, para pasar un fin de año tan bonito, como las navidades, o sea, en compañía de mis hermanos catalanes, es decir, mi banda mexicana, con uno que otro colombiano e italiano por ahí. ¡Cómo los quiero cabrones!

1 comentario:

sarcaZmo... dijo...

Tranquila… que tengas un excelente fin de año…

Alguien que la vuelve a uno loca es un arma de dos filos