sábado, noviembre 08, 2008

Ich liebe Frankfurt






La segunda ciudad europea que conozco es Frankfurt y ahí estoy, tome y tome fotos, toda embobada, como buena primeriza. A pesar de que por problemas técnicos estoy viajando sola, lo estoy pasando bien. Tranquilita, pero bien. Por ello deben entender que aún no bebo ninguna cerveza alemana. Cuando termine de postear lo haré.
Resulta que Frankfurt es una ciudad preciosa, tranquila, con bicicletas por doquier. Ya me comí el típico bocadillo con salchicha, entiéndase pan con una embarradita de mostaza y el embutido ahí nomás. !Ah! Y una deliciosa ensalada de patatas que me supo a gloria y no eran más que las papas hervidas, eso si, aderezadas en el punto perfecto con algo parecido a la mayonesa, pero ácido. En fin, muy rico todo.
En el hostal que me hospedo, al cual llegué apenas anoche a ver si había cama porque no pude reservar por internet, el staff es bien buena onda y la neta es que he flipado, porque hasta tarjeta te dan como llave para abrir la puerta de la teva habitació. Alucinante, jajajaja, hasta me siento como en un hotel de lujo. Este medio día el chico que atendía la barra-recepción me invitó el latte macchiato que pedí. !Eso es atención de lujo!
La verdad es que estaba bien nerviosa antes del viaje, hasta se me cortó la digestión y andaba con ascos y cosas, ni dormir podía, pero una vez en Londres, ya viendo que nomás hay que confiar en uno mismo, en la intuición, todo ha sido una constante sorpresa y alegría a los sentidos. Como me caga ser la típica turista que se come el mundo de un solo bocado, ahí voy tranquilamente sólo y únicamente sólo haciendo lo que se me antoja y la verdad, estoy disfrutando bastante.
Además, es la onda, nomás me subo al avión y me jeteo, o sea, nada de nervios, ni de turbulencias, es más, ni siento los pinches aterrizajes más que por la voz del capitán que nos alerta que hemos llegado.
Si no viajé antes, es porque no pude y aunque tampoco es que re pueda, pos ya estaba de dios que me diera una vueltita más allá de mis confines cotidianos.
SNAPPY: Tres de Frankfurt am Main. Pronto, más foticos de los alrededores y de la primera parte con Martha, mi fantástica anfitriona, y la enigmática Londres. Cómo me estoy acordando de mis clases de aleman. Se me hace que las voy a retomar, porque me gusta demasiado y me acuerdo de un pepino, o sea, casi nada.

8 comentarios:

FG dijo...

Ich bin nach in Ihrem Spuren praktisch. Nehmen Sie ein deutsches Bier auf meine Gesundheit, ich werde tun. Ein Kuss für Sie fühlen sich nicht allein.

NTQVCA dijo...

el avión iba pa´llasito?
chido, pasatela bien, yo no se si me la passaria bien viajando sola, supongo que si, me inspiraste.

suculento moluxco dijo...

excelentes imagenes! y mas excelente que viajes :D

esperaré con mucha curiosidad esas fotos, morris diviertete...

yo de alemán sé puro chile jojo

Rox dijo...

ahh que recuerdos.

Alemania es impactante. No conocí frankfurt, pero que bonito es todo por alla.

Disfruta hasta los nervios :)

ALDERGUT dijo...

ahhh que bien... Frankfurt es una ciudad padre, aunque yo me quedé impresionado con Bonn por todas las historias que te cuentan de ella... pero supongo que habrán cambiado con el paso de los años... en fin, disfruta tu estancia allá, bebe cerveza, que es mucho más barata que el agua y diviértete... Salu2

Verónica Nieva dijo...

¡Mariana, qué chido viajecito!

Tus fotos son la mega-onda.

¿Qué vas a andar viniendo hasta acá, teniendo a Alemania tan cerquita?

Bueno, como todos los demás, esperaré ver más en tus fotos...

Saludosssss... ¿cómo se dice en alemán? ¿"Grüße"?

Mariana M* dijo...

Creo que es Herllige Grüße, o algo así. Oye, cuida mucho de Tomasito en estos tiempo, por fas, aunque yo sé que si, ni falta hace que lo diga, dale recuerdos de mi parte y todo mi apoyo, aunque creo que él lo sabe.

Fabián, no sabía que parlabas deutsche, cada diá me sorprendes más.

Saludos a todos, o sea, herllige grüße!!!!!!

FG dijo...

Sorpréndete mas...
y sorpréndeme también.