miércoles, octubre 29, 2008

Valentía, llamando a Mariana


Tras la noticia de corazones rotos, tras un breve reencuentro con el pasado, me bebo el tinto que me saborée esta tarde y pienso en las vueltas que debe dar la vida siempre y en todo momento. Un tinto nocturno acompañado de chocolate y mañana a rendir desde las 8 am. Llevo casi toda la semana rindiendo desde temprano y sólo en busca de mi permanencia aquí. Y me pregunto: ¿por qué me empeño en ligar con banda que está a un oceáno de distancia? Porque todavia no soy la valiente que enfrenta algo aquí, donde está. No tengo fuerzas, es más fácil hacerlo frente a la pantalla y con la imaginación.

Sólo por eso me gustaría estar esta noche en el DF. O en Guadalajara. Pero soy tan bien pinche sacatona, que quizá no sea capaz de hacer todo eso que carcome mi imaginación y cosquillea en mis entrañas. Pero si, me encantaría está noche morder tus labios. Tú, el de la mirada interesante. ¡Ay! Qué triste estar in seasson y tan sola, con una copa de tinto y toda la noche con una cama sólo para dormir y no para profanar nuevos reinos.

YEAHPIC: "¡No pare, siga, siga!", que hay que seguir, hay que vencer las detenciones, lo prohibido. Y al ritmo que marque la noche, seguiré profanando cuerpos que no estan aquí. ¡Aaaaagh!


5 comentarios:

Verónica Nieva dijo...

Nocturna con ojos de gato... ¿para qué quieres tantas vidas sin diversión? El jugo de los juegos prohibidos es el más sabroso, sobre todo pa cuando ya se te acabaron... Enjoy, mija...

Mariana M* dijo...

Verdad verdadera Verónica. Y habiendo leído tu jugoso comentario, me voy a desayunar. ¡Arre!

FG dijo...

Ya somos dos...
Aqui es cuando dices:¿Porque carajos aun no se ha inventado la teletransportación? Tantas y tantas cosas podrian arreglarse con eso...o desmadrarse, segun lo veas, ja.
Revisa tu correo mañana.
Un beso.
Ciao.

Mariana M* dijo...

Yo lo reviso. Y luego, a ver si te reviso a ti.
Besos.

FG dijo...

Suena el megafono dentro del Hospital, que diga, el Hostal:
Mensaje para la Doctora islas...