viernes, octubre 17, 2008

Lluvienda

De un momento a otro se soltó un chaparrón en Barcelona. Vi a la gente correr en busca de refugio. Yo ya no me mojaba. Estaba segura resguardada en el tercer piso del Palau de Quadras.

El pelirrojito sexy, pues sí, tiene novia. Cómo no. Pero nuestra relación se va afianzando día a díá, encuentro a encuentro, y ahora hasta el significado de su nombre sé. ¡Ay! ¡Platicamos tanto! Es fenomenal. Yo, la verdad, le saco plática nomás para contemplar su belleza. Cada vez que lo dejo de ver, flipó por lo guapo que es. Guapo y sencillo y con 25 añitos. No podría ser más imperfecto. Lo de la novia, ¡bah!, no tiene tanta importancia, pero ¿25 años? No gracias, así estoy bien. Aunque el sexo con los mozalbetillos imberbes es la pura onda: ellos, están calientes toooooodo, pero tooooooooodo el tiempo, son esclavos del sexo y la pasión y son como el conejito Duracell, dura, y dura y duuuuuuuuuura (literalmente, no tienen fin); una, a sus treinta y pocos, está en la flor de la sexualidad, ya curtidita en experiencia y toda la cosa. Perfect match. Pero, en mi muy partícular punto de vista, no puedo decir que a los 25 se pueda ser un dechado de madurez. ¡Imperfeeeeeeeecto! ¡Saaaaaabe!

Anoche, apagué la flama de un encendedor y pedí un deseo por los 3 años. Yo sólo quiero estar bien, libre de conflictos innecesarios, libre de culpa. Para ser libre, sólo se tiene que desear ser libre. ¿Será?

Verdad irrefutable: Nadie escarmienta en cabeza ajena. Nadie, pero nadie. Es una pena, pero es cierto. Con el tiempo, los azotes, la caídas libres sin red, uno se percata de que aquel que sufre, sufrirá hasta que quiera ver. Pero la claridad sólo se gana con el tiempo, con la experiencia y, desafortunadamente, luego de mucho sufrir. Es algo así como que para trascender, hay que caer primero en los infiernos y retorcernos del dolor, cual ostión con limoncito.

Es una pena, pero es así.



SOUNDTRACK: La "Umbrella" del verano, pero del verano pasado. Ni pedo, me gusta.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Tens toda la rao!

Mariana M* dijo...

¿A poco no?

Lefiación dijo...

!Vergación!
¿Estaremos madurando? ¿Será bueno todo esto o sólo es el recreo? Tranquilo. Todo tranquilo. Yo veo paciente ¡paciente! Sí ¡paciente! el parque por la ventana y respiro harta paz y ahora sí, cordura, excepto por la adicción a un señor que cada día se pone más guapo, interesante y delicioso, al que veo una vez por semana por eso que dicen sobre las drogas duras, así que sigo pacífica, uuuuyyyyyyyyyy!!!!!!