lunes, octubre 13, 2008

La vida en pocas líneas



Adoro el cerdo al curry, es sabroso y monumentalmente exquisito. O eso o tenía mucha hambre, como es habitual estos últimos días. Ovulación que le dicen.

Nombres de gente que pasa por el hostal: Kateriina Hell, ajá, aunque usted no lo crea, y Helen Page, que suena igual al de la protagonista de Juno.

Esta mañana leí parte de los encabezados del periódico de ayer. El acontecer en el mundo, apesta.

De un momento a otro, Lulú estará llegando a la ciudad. La extraño bastante.

Menos mal que hoy no vino la jefa chunga a trabajar y me topé con pura buena onda. Con esa buena onda, me tomaré unos mojitos el jueves.

Me disciplino a dormir sólo 9 horas, de 1.30 a 10.30 am. Pronto: de 12 a 9. ¡Voy a hacer yoga! Jajajajaja.

Pondero, por cuestiones respectivas a mi economía, si sólo voy a Alemania en noviembre, aprovechando que Elvia estará viviendo allá. Así, no paseo por la ciudad solita. Londrés tendrá que esperar a enero o así. Todo sea por la pasta y por sobrevivir.

FOTOGRAMA: "El baño mítico", que robé a mi hermanita. Del albúm 21 días. De cuando estuvo aquí en Barcelona. ¡Ay! ¡Cómo la extraño!

5 comentarios:

Xhabyra dijo...

Ahhh recuerdo que los dias sin jefes chungos son tan exquisitos como el cerdo al curry, y eso que yo no ovulo.

Saludos.

NTQVCA dijo...

Ja ja ja, te iba a escribir algo y se me olvido cuando leí que xhabyra no ovula.
Bueno, nomás besos.
Bye

ikerjauregui dijo...

jejejejejeje felicidades!!! un gran descubrimiento

amigoño dijo...

esa foto es con un lente de ojo de pezcado ¿?

sera o no¿?

mmm....

Mariana M* dijo...

Es una camarita de plástico, creo que se llama Fichay. Mi hermana es fotógrafa y la traía para todos lados como novedad. Pero sí, el lente es como un ojo de pescado, más o menos.