martes, septiembre 23, 2008

Caer lentamente

El respeto por el cambio del estado de la materia, de las cosas, debería practicarse a diario. Para no lamentarse luego, cuando se está cayendo lentamente y no se puede dar vuelta atrás. Aunque sea lenta la caída. O es que rotos debemos aprender a reunir las piezas y entonces comenzar a respetar la cualidad de regeneración del espíritu. Ése que es capaz de renovarse y volver a creer en él luego de haber descreído tanto.

¿Por qué estamos solos? ¿Por qué no nos reunimos otra vez? Porque no se puede dar vuelta atrás y la regeneración dio resultados muy distintos a lo que una vez unido estuvo.

Y se marchó en busca de su alma. Y lo maldijo todo. Rota, reunió los pedazos y siendo más ella que de costumbre, dio marcha atrás, pero no siguiendo las mismas huellas que dejó. Dio la vuelta y recuperó el curso, aunque no ha visto ni una estrella fugaz en su vida, cree que es afortunada de ser.

SOUNDTRACK: "Once", de la película en la actúan y cantan Glen Hansard y Markéta Irglová. Si no la han visto, no sé qué chingados esperan.



No hay comentarios.: