martes, agosto 26, 2008

Neuras

¡Ay, nanita! Neurótica hasta en sueños. Estaba en una tienda de discos que se iba transformando en un Ikea, estaba mi hermana ahí, pero no podíamos salir y como que huíamos de alguien, de tanto caminar por los pasillos de la tienda me dolía tanto la espalda hasta encorvarme e incluso caminar de rodillas con un vasito lleno de jugo de betabel que por mis torpes pasos se iba derramando en mi falda blanca. Me acordé mucho de La Ciencia del Sueño, por la transformación de la tienda, por la incongruencia en los diálogos.

Pero sí, neurótica hasta la médula de la inconsciencia. Tanto que tengo que enfocar mis energías en algo constructivo (como escribir y hacer negocito con mi amigo Lalo), porque de plano ando súper obsesiva con la limpieza de mi piso. Ayer lo limpié de pe a pa, ya que mis compañeras de piso no limpian ni en defensa personal. No ensucian, pero tampoco limpian. En el comedor hasta había telarañas cerca del sofá, razón por la cual algunas veces que te tumbas ahí plácidamente a ver la tele, terminas con ronchitas. Mientras limpio, las odio tanto y redacto mentalmente miles de mensajes para que por favor limpien de vez en cuando, pero todos son irónicos, no puedo ser diplomática y comunicarles de buena manera QUE HAY QUE LIMPIAR LA CASA, PORQUE NO SE LIMPIA SOLA. En fin, no voy a decir nada, me desahogo por aquí y disfruto del brillo que le saqué al baño y la cocina.

¿Por qué? ¿Por qué no puedo vivir con gente medianamente limpia? ¿Por qué mis papás se clavaron tanto con la limpieza y no puedo vivir en un cochinero? ¿Por qué? La verdad es que mis parámetros de limpieza han decaído bastante desde que vivo acá, si no, ya me hubiera vuelto loca. Lo que tiene vivir en una ciudad flower-power, plagada de happy-hippies.

Lo importante: falta cada vez más poco para ver a mi hermanita. Faltan en realidad horas. Estoy taaaaaan feliz.

FOTO: Cartel de otra expo de mi sisterna que está en el Prana Bar, que regentean Jonathan Lameda y Adolfo Weber. Si no lo conocen, visítenlo. La cocina es muy, pero muy buena.


3 comentarios:

Carmela dijo...

Hey, primavera neuras neuras! Feliz feliz feiz por la otra primavera que llega prontito por alla, que chido saludos y se disfrutan mucho!

Mariana M* dijo...

¡A huevo!

Anónimo dijo...

Mi hermana tambien viene!!! eha ehaa!!