viernes, agosto 29, 2008

Iluminaciones

Con Paula llego la alegría. Mirar sus ojos que son como los de mi madre o los de mi padre, sentir su belleza, la enorme energía que la agita y la hace radiar. Es un regalo. Es un regalo enorme de la vida que alguien con quien compartes el mismo background te encante tanto. Mi hermana es también mi amiga y complice a veces, salvadora, rescatista, regañadora, porrista, cocinera y alguien que, aunque se enojaba muchísimo, terminaba prestándome casi toda su ropa de marca. Y la de tres pesos también, incluyendo los zapatos. Ya hemos hablado de casi todo, pero queda casi todo por hablar. Además es súper divertida. Reimos mucho. Estoy contentísima con su paso por Barcelona. Tuvo a bien traerme unos viejos discos llenos de fotos. Y ya sabran lo que me encontré entre mis viejas fotos. Caras, sonrisas, ojos y tatuajes iluminados que no recordaba había fotografíado yo. La mente es increíble a veces: es capaz de editar el dolor que causan en el presente las alegrías pasadas. Fui muy feliz en esa época, pero estaba demasiado rota y desvencijada, así que huí de ahí e incluso e maldecido y negado lo que tanto amé en ese tiempo. Es tan simple volver al viejo departamento de Morelos, basta con ver una imagen y sentir de nuevo las miles de emociones y sensaciones que llegué a tener nada más estar ahí viendo la televisión tumbados en el intento de sofá o experimentar mucho coraje, por todas las tonterías que hice e, invariablemente, un nudo en la garganta. Como cuando no te despides cara a cara de alguien que fallece y queda todo por decir, sobre todo el 'perdóname por todo lo que te hice si es que te llegué a lastimar, gracias por todo lo que me diste, te quiero, adiós'. En definitiva, lo único que quise al final fue ver el final. Aunque, es inegable que he visto ya muchas veces el final vía facebook o chingaderas así. Lo sublime y lo asqueroso en una sola persona. Pero así es el amor, nos une a seres tan semejantes a nosotros mismos, con las mismas contrariedades y carencias. Estoy por escribir una petición especial a la vida y tengan por seguro que en entre las características estará 'y que sea, sobre todo, un cabrón manipulador, encantador de serpientes'. Es hermoso, me encanta sufrir. Con la llegada de Paula, me doy cuenta de algo: siempre lo más hermoso, está por vivirse. I love my sister!



FOTOGRAFÍAS: Del oscuro pasado de Mariana Islas, su época más luminosa. La más divertida está siempre a punto de suceder.

1 comentario:

carmela dijo...

Que bien siento leer que estas feliz con tu sis....tambien las extraño mucho, I love you both.