domingo, junio 29, 2008

Tire la basura en su lugar


Morbosa fantasía: presenciar una reunión de mis ex novios y escuchar lo que dirían de mí, sólo para confirmar mis pronósticos. Yo sé perfectamente que dirían: que los tomo en mi mano y los voy apretando hasta que revientan como un tomate. No es lindo, pero sé que lo hago, lo sé. Puedo llegar a crear situaciones de alto riesgo, campos minados en los que les da pavor caminar: no saben qué será el detonante cada vez. Bueno, tampoco han sido así todas mis relaciones, podríamos decir que 4 de 10, lo cual no es un resultado tan malo. Y de esas 4, sólo 2 altamente dañinas, una de ellas bastante traumática y por la que me siento una sobreviviente total.
A la vuelta de los años sólo soy amiga de uno de mis ex, de hecho mi primer novio formal, a quien conozco desde hace (¡ya llovió!) 14 años. Ahora está casado, igual que otro de mis ex que quisiera borrar de mi historial, porque es muy feo, ja, ja, ja, y me da pena que la gente recuerde que anduve con él. Un día se jactó de ser amigo de todas sus ex novias y cuando terminamos estuve segura que yo no iba a entrar en esa lista. Pobre pendejo, no sé si de verdad cambió, pero era un hijo de la chingada hecho y derecho.
Volviendo a lo del tomate, tengo que aclarar que me convierto en eso cuando hay mucha inseguridad de por medio, cuando no me ofrecen un vinculo seguro, comunicación y confianza. Me puedo volver loca y arrancar sus cabezas. Me desquicio totalmente, pero extrañamente hace mucho que no experimento esa sensación. Se puede decir que mi relación actual es bastante segura en ese sentido. Gracias a dios. Algo peculiar: a pesar de que Barcelona está plagado de mujeres de todos colores y sabores, guapísimas en muchos de los casos, aquí no soy la perra en celo que tantas veces fui en Guadalajara con mis entonces novios. Ciertamente mi rol allá era otro y tenía que estar al pendiente de la competencia y proteger a mi hombre incluso con garras, porque los machitos mexicanos están cabrones: tienen su vieja y pueden repasarle el culo con la mirada a cualquiera otra sin inmutarse si una le hace auch el corazoncito. Ventaja importante: mi catalán no necesita hacerlo, por ende me hace sentir ultra, hiper segura y eso es lindo. Se siente bien tener esa tranquilidad en el alma.
Así que, a todos aquellos que se empeñen en etiquetarme, mi querido Sujeto T, que primero echen un vistazo por casa, una miradita al espejo a ver si pueden encontrar en sus ojos esa verdad que tanto proclaman los hace tan chingones.
Yo creo que quien vive en negación total no fui yo, es otro.
Y se murió en el coolmen de su buenaondez.


FOXTROT: "La basura, en su lugar", ahí en primera fila y junto a todos los demás muertos estás.

viernes, junio 27, 2008

Ya tronó la pistolita


Además de ser tapatía (lo cual ya implica ser amante del chismoseo), tengo alma de reportera, lo cual representa indagar, investigar, profundizar, desmenuzar los hechos, cruzar información mediante la utilización de distintas fuentes y sí, todo eso lo he estado realizando en los últimos días aunque esté lejos de Guadalajara.

Así que hoy coseché los resultados: el Sujeto T emputadísimo por el mensajero que porque ayer se le caía la cara de vergüenza ante la Zorra de Bajo Perfil, porque ésta se ve que se leyó el post y pos no sé bien cómo le atinó a que la llamada Zorra de Bajo Perfil era ella. Debe ser que yo le atiné a mis pronósticos, porque la neta, por más que me las dí de súper reportera indagadora profesional, nadie me pudo confirmar a ciencia cierta si andan o no. Yo, por lo que conozco al Sujeto T, lo súper supuse, pero como sea, pocas palabras he cruzado, si es que las he cruzado, con la Zorra de Bajo Perfil.

Lo anterior sólo sirvio para que de una vez y para siempre me deshaga del lastre que es el Sujeto T con su patraña ésa de ser "amigos". Porque no, no puedo ser su amiga, lo siento, no puedo. Antes tendría que meterle dos pinches ganchos al hígado, que seguro le iban a doler. Así que, me rindo, renuncio y me salgo de su vida, lo saco de la lista del facebook y ya está: PUEDO SER FELIZ YA, no podía más seguir en esa farsa de somos amigos, cuando el idiota corrió y corrió y corrió y yo lo perseguí, lo perseguí y lo perseguí, sólo para que me dijera que estaba loca, que me buscara una vida, en lugar de dar la cara y destrozó mi corazón, aunque sí, quizá yo destrocé el suyo antes, cuando me desterré por gusto, pero en fin. De lo poco que hemos hablado vía mensajero del tema, el bato insiste en que yo fui a México para armarle un pancho y terminar así con él. Yo creo que él es un cobarde que no levantó la mano a tiempo para decir "no puedo, vete tú a Barcelona, pero no cuentes conmigo", en lugar de que le saliera el machito que todos los mexicanitos llevan dentro y me dejara ir, pero apartada. Y yo de babosa toda ilusionadota porque ya había encontrado mi mero machín. Pura mierda. Yo quería decirle esto a la pinche jeta. Qué pendeja soy.

Pero me quedo con esta certeza, su buenaondez es too much para mí. No tiene ni idea de lo que hizo, pos bueno. A Ruth si se lo pudo decir y a mí, lo más bonito que le pasó en la vida (sic), no, pos mal pedo. Ahora sí, se acabo.

Y que quede claro que ningún rencor hacia la Zorra de Bajo Perfil. Que si a esas vamos, ya pueden saberlo: yo fui una Gran Puta Hija de la Chingada Cabrona que siempre hizo lo que quiso y saltó de cama en cama a placer. Donde ponía el ojo, ponía la bala. Nunca me quedé con hambre. Pero bueno, yo no tengo la culpa de que el Sujeto T la llamara así; a saber qué le sabía ya desde entonces.

Chale, que bien se siente uno después de una gran vomitona. Ya sigo aquí con mi apacible vida a la catalana. Ja, ja, ja.

FOTOGRA-FRÍA: Sí, seguimos con unas frías para este calor.

jueves, junio 26, 2008

Chicle de menta

No dejo de apretar las muelas. La difícil cuesta del sueño regalo del calor. Me gusta lo que se cuece este verano, pero no me gustas tú con tus palabras de aliento y la promesa de viejas fotos. Pero es así y no de otra forma.


Hoy me volvió a parecer que un perfume es un bonito lugar para resguardarse de la miserable rutina.


¿Ya me cerraste los ojos? Ciérralos ya, no jodas.


Estar aquí me recuerda a un water globe. O, ¿estar allá es lo que en realidad sería el water globe, donde siempre serás lo mismo?


Cuando no soy yo, soy una miserable perra que vomita entre sus sandalias. Y no debo dejar de ser yo.

FOTOGRAFRÍA: "Fría como el viento" o "Masticable Señorita" o "Masticada por el tiempo". Surtido Islas, a elegir.

Adios, hola y qué pedo

Pues con la noticia de que El Corazón de Chiara cierra sus puertas. Ya nos había amenazado su autora, pero no le dí mucha importancia al hecho. La verdad, a mí me gustaba mucho leer a Lulú porque así la iba conociendo de una manera distinta. Ella es una de las personas que más quiero y quiero dejarlo bien clarito y por escrito: tengo la impresión de que no soy muy expresiva y no le dejo muy patente todo el cariño que siento por ella, el respeto, la admiración y el apoyo. Es una mujer en todos los sentidos, una madraza, como dicen por aquí, o sea, una súper mamá bien chingona.
.....................................

La anteriormente llamada Zorra de Bajo Perfil se perfiló para que el Sujeto T le rellenara el rellano. Lo peor: se les nota vía facebook. ¿Lo pueden creer? Si, se les nota por el facebook.

*El mote se lo pusó él, que conste. Yo sé que ahora ya ni se acuerda. Ni cómo.

.............................................

Nota al pie de página: Hace rato un pinche malasio estaba calentando agua para su café instantáneo en una ollita a la que le quedó agüita por abajo y estaba chirriando al calor de la flama. ¿Que en Malasia no hay hornos de micro ondas donde se puede calentar el agua con más facilidad? Digo yo.

viernes, junio 20, 2008

Trabucles

El reto me lo lanzó Lilián hace tiempo, pero la neta es que no tuve respuestas para todo, así que...decidí esperar hasta que se fuera completando, es decir, mientras me tocará de nuevo "chambear" en Casa Asia y pudiera recolocar mis piensos e ir encontrando así respuestas.
Por cierto, hoy me sacarón la quinta muela del juicio que me salió y la neta es que no me duele nada, gracias a la bola de pastillas con las que ya me amenicé, pero no mamar, salí temblando de la extracción que duró algo así como 5 minutos. Menos mal que lo hice con mi seguro médico, el cual pago puntualmente mes a mes, aunque sea pobre, ja, ja, ja, porque así "algo" me dolió menos. Acá es carísimo todo tipo de atención médica, en fin. Me voy a echar una peliculita mientras llega el cambio de turno y cambio de sala. Les dejo mi más profundo ser, jo, jo.

Me dan miedo:
  1. Los extraterrestres.
  2. Que en fiestas de adultos contemporáneos catalanes se cuenten cuentos como el mayor entretenimiento (¿dónde están las drogas?).
  3. Las dependencias emocionales.

Me hacen feliz:
  1. Dormir como una marmota, o sea, un chingo y si se puede, más.
  2. Chismear con mis amigas, aunque acá no estén todas, snif.
  3. Mamar con la gente, es decir, meterme con sus defectos o errores. Es taaaaaaan divertido.

No me gustan:
  1. Los viejitos.
  2. Los jefes del trabajo. Aunque por mi nueva chamba en el hostal y de becaria en Casa Asia, estoy a punto de cambiar para siempre de opinión. ¡Si hay jefes guaaaaaays!
  3. El perejil, ¡guack! Sólo lo tolero cocinadito, que así se disimula su penetrante aroma y sabor.
Son importantes en mi habitación:
  1. Mi ordenador con audífonos para: o ver películas en la intímidad y chillar a moco tendido si es necesario, o escuchar musiquita mientras navego por la red.
  2. Toda mi ropa, to-da, incluso la que ya no me queda y que no puedo tirar porque creo que voy a bajar como 8 kilos yendo a sudar al gimnasio (que los bajaré, ya me dijeron seguro, seguro que es por los antidepresivos que engordas, ni pedo, gordita, pero contenta, jajajaja).
  3. Esta habitación que tengo ahora no me emociona en partícular, así que por más que le pienso, nada es imprescindible, al contrario, siempre pienso que tengo demasiado y que no va a caber en la maleta.

Podrían definirme:
  1. Mi ironía.
  2. Mi impuntualidad.
  3. Mi amor por las bestias.

Quiero hacer antes de morir:
  1. Viajar a Tailandia, Melbourne, Bali.
  2. Tener una hija y un hombre que me quiera bien.
  3. Hacerme un bonito y gran tatuaje en el omóplato.

Digo con frecuencia:
  1. Verga y dios en expresiones de sorpresa y no necesariamente juntas.
  2. Que debí haberme despertado más temprano (lo cual está relacionado con mi característica impuntualidad).
  3. Coño y joder como nuevas adquisiciones culturales.

Me gusta beber:
  1. Café con leche (de preferencia un latte con leche de soja del Starbucks, jeje).
  2. La cerveza, ¡oh! la cerveza.
  3. Agua. Por lo menos 1.5 litros diarios. Aunque eso implique ir a mear en mitad de la puta noche.

sábado, junio 14, 2008

La nova feina



Estoy en Casa Asia. Esta semana comencé a chambear como becaria, así que ahora tengo dos chambas. La verdad es que me gusta volver a estar ocupada y tener chambas de corte interesante. Estaba hasta el huevo de la tienda de cinturones, era la cosa más aburrida y molesta eso de tener que estar vendiendo chingaderas a la gente bajo la presión de tu jefa.

La chamba consiste básicamente en vigilar las salas de exposiciones (sólo hay dos), y mientras puedes leer, escribir, trabajar en tu ordenador y escuchar música, hasta mirar pelis en una de esas, sin pedo alguno. El edificio es precioso, modernista total, los compañeros de trabajo que he conocido hasta ahora son guays y tengo que agradecer públicamente a Álvaro por haberme pasado el tip. Gracias totales.
Viene el verano y para variar voy a estar lo que sigue de ocupada, pero agradezco a la vida infinitamente: fue una etapa bastante trágica ésta que pasé desempleada. Y aunque sigo sin un quinto en el bolsillo, siento que vuelvo a ser yo, estoy ahí toda contentilla y feliz por iniciar esta nueva etapa. ¡Aaaaaah! Por fin respiro tranquila.

FOTOGRAFÍA: "Casa de les Punxes", la cual admiro desde el ventanal de la sala de exposición de la tercera planta, donde la paz reina, en verdad, huele bien bonito y toda la cosa, je, je. Y ahí a lo lejos, está la Sagrada Familia de Gaudí.

viernes, junio 13, 2008

Cabeza de radio rifa

Una vez tuve un novio que vivía en un cuarto alquilado en una casa de la calle Robles Gil. Olía a humedad y la primera vez que entré ahí él me preguntó si no me molestaba que estuviera todo desordenado. La verdad es que nada más ver el desmadre me rendí a sus pies y me enamoré produndamente de ese caos y de la creencia de que yo podría poner remedio, desenmarañar su alma y tenerlo así junto a mí por el resto de la eternidad. Follabamos escuchando el The Bends de Radiohead. Se repetía hasta la inmensidad mientras lánguidos, recuperabamos las fuerzas; yo, para volver a casa, él, para conducir hasta ella.

Anoche vi por primera vez a Radiohead en concierto. Yo fui de las tontas que no fue a verlos al Roxy, porque no tenía ni puta idea de lo que se trataba; porque pensé, al no tener los 3 pesos para el boleto, ya vendrán luego. E iba a ser que no. Tuve que esperar más de 10 años para que me tocara verlos. Creo que la voz de Thom York es una de las que más me gustan y seducen al escucharlas. El de anoche, se convirtió en mi primer concierto de este año; para Lulú fue el primero desde que se embarazó y tuvo a Chiara, así que lo disfrutamos mucho recordando el chingo de conciertos que hemos vivido juntas. Nunca me voy a dejar de rendir ante la fascinación que Lulú puede alcanzar ante una buena banda, ante la hermosa experiencia de ir a un concierto, porque al ser el primero en mucho, mucho tiempo, lo disfrutamos como enanas, nos sentimos otra vez jóvenes y bellas y poderosas y dueñas del mundo hasta que la voz de Thom se apago luego de casi 3 horas de vuelo. Mi corazón tembló emocionado ante la música en vivo. Una de las cosas más hermosas de este mundo es asistir a un concierto y vibrar con los acordes, las voces y los miles de cabrones que aunque drogados hasta el huevo o nacidos hace apenas 16 años, se sienten conmovidos.

Para ser sinceros, a diferencia de Lulú, yo no compré el OK Computer toda ilusionada, más bien fue un encuentro fortuito de esta servidora con el disco en unas super rebajas de Sanborn's. Me costó algo así como 30 pesos, igual que Post de Bjork que le regalé a mi hermana, porque a mí no me encanta. El disco que más me gusta que Radiohead es en definitiva The Bends y no por haber sido el soundtrack de cogida. Simplemente me llega más.

El novio aquel ahora vive en el DF y creo que está bien enamorado de una rubia culichi que en fotos me recuerda a Alicia Villarreal. No sé si su cuarto siga siendo un caos, pero imagino que el desmadre sigue en su cabeza. Hay quienes nunca van a cambiar.

Hoy puedo asegurar 3 cosas: ir a conciertos hace feliz a la gente; trabajar, dignifica el espíritu; y ningún tiempo pasado fue mejor. Por las vueltas de la vida. Por volver.

FOTOGRAFÍAS: De la serie "Cabeza de radio", traducción a la cual llegué gracias a Shari, por muy obvia que fuera, yo no caí antes, je.

El Parc del Fòrum, donde también será el Summer Case, entre muchos otros festivalitos y conciertos.


Cabecitas blancas rumbo al Fòrum.


La muchachada bien prendida.






Juro que el de pantalones rojos es Thom York.


¡487!

De vez en cuando me suceden cosas que me sorprenden mucho y me suben la moral. Por ejemplo, hoy, mientras revisaba las estadísticas de los visitantes que recibe este blog a diario, me encontré con que estoy rankeada como uno de los blogs más visitados de México, ja, ja, ja, y pos la neta se me hizo bien cura. Está bien, está bien, no es para tanto estar en el lugar 487 de un ranking, el que sea, pero lo chingón es estar ahí. Saber que alguien me lea y se identifique por los comentarios que dejan también es gratificante. Me hacen sentir que no estoy hablando sola. Ya sé, qué azotada, pero sí, como andaba de capa caída, pos si, nomás no me la creía, ya no me creía nada, pero bueno, aquí estamos y por lo menos hoy, estamos muy bien yo y todas las Marianas que habitan en mí.

¡Estoy rankeada! ¡Estoy rankeada! Ja, ja, ja.

sábado, junio 07, 2008

Imaginaciones mías


Estoy viviendo la vida que nunca imaginé que tendría y no sé si eso esté mal o bien. Sospecho que no está muy bien porque no soy tan feliz como cuando creía que no era feliz, pero bailoteaba y fiesteaba rodeada de amigos y enemigos; pasaba el rato sin darme cuenta de que lo pasaba muy bien. Pero estaba ahí, era yo y estaba ahí y me veía reflejada en los ojos y sonrisas de quienes me rodeaban y ellos a su vez se reflejaban en mis ojos y sonreían conmigo. Tenía un rol, sabía mis líneas, no tenía miedo a los reflectores. Ahora que todo me da lo mismo, nada me da igual. Por ambiguo que parezca. Me sigo preguntando cómo va a ser la vida que sí imagino que tendré, qué se sentirá volver. Escucho la risa de mi hermana y aunque río con ella, lloro por dentro porque no estoy ahí.

FOTOGRAFÍA: "Once reflected, always reflected". Reflejada ante las luces de la geografía que me vio crecer.