domingo, febrero 25, 2007

Novia de rancho

Después de tanta y tan amable felicitación, debo aceptar esto: siempre no me tocó la beca. Ya me había emocionado y toda la cosa, pero me quedé como novia de rancho: vestida y alborotada. Ya decía yo que qué chingón haber salido en las listas preliminares, pero no tomé en cuenta que eran las listas preliminares de MI UNIVERSIDAD y que en toda Cataluña hay MUCHAS UNIVERSIDADES, así que aunque figuraba en la mentada lista, pues al final de la ultimísima selección, quedé fuera. Snif. Sí, snif y más snif que me tocará ir a tocar puertas a pedir trabajo. Ya no quiero de camarera, es decir, ya no quiero en un restaurante, pero vamos, que sea lo que tenga que ser.
En cuanto me enteré de la novedad me vino la carcajada interna: la puta vida te pone las cosas que tienes que vivir para que aprendas y te la curres y no te quedes como pendeja comiéndote los mocos e idealizando la existencia perfecta que tal cosa no existe. No sólo tengo que trabajar en mí, dependiente emocional irredenta que se cuenta historias para perpetuar su negación, sino que tengo que trabajar en labrar mi vida, tomar decisiones y llegar a donde siempre he querido: el golden doctorado. No prometo nada, me va a costar y chance me raje a mitad del camino.
Muchas de mis amigas y compas, mi hermana, se preocuparon un chingo y yo como que todavía estaba en el trance de la negación, ése que te pone toda incrédula y medio shockeada, y como que hasta ayer en la noche capté y entonces ya me puse totalmente "chuki", no como el muñeco diabólico, sino toda histérica y con ganas de matar a alguien o de ponerme a gritar "ay, mis hiiiiiijos".
Ahora, más valeriana para no estresarme, ni amargarme, lo cual suele ser mi especialidad y es que con tanta aridez que hay por estos lares, se pone cabrona la cosa, je. Una de vez en cuando, ocupa cariño, ja.


FOTOGRAFÍA: "Con los ojitos idos", para ejemplificar el estado "chuki". Generalmente las mujeres nos ponemos "chuki" cada mes con la visita de Andrés para que se den una idea. Claro que hay quienes pueden vivir en estado permanente de "chukines". Nada que con un buen polvo se arregle. La imagen es un estracto de una obra exhibida en el Museo del Prado, al que Lolis me llevó. Ignoró el autor, nomás me clavé en ciertos detalles medio mounstrosos de ciertas obras como esta.

2 comentarios:

Carmela dijo...

No mames prima...que cagado...pero pos' ya ni pedo o que? a chambiar, asi sirve que no tienes tiempo de acordarte de cosas malas...jeje
Te quiero mucho.

Mariana* dijo...

Ora sí que "jaqueline", jajaja. A mí ya me contaron que tu trámite fue bien y eso es lo que cuenta. Besos...