lunes, diciembre 24, 2007

Christmas time!


Es diciembre. Es Navidad. Camino hacia mi trabajo y huele a caramelo, también a palomitas. Hace un día muy lindo. Cerraré temprano el changarro para poderme ir a cenar. Mi novio vendrá por mí, dormiremos juntos y mañana comeremos en su casa, con sus padres y me hace gracia ir a una casa y comer con unos padres, cuando los míos están muy lejos.
Como todavía no termino de reponerme a los gastos de matrícula y así, soy pobre, sólo tengo 6 euros en la cuenta y creo que debo ingresar algo cuando antes, porque me van a cobrar lo del móvil y no tengo ni para pagar eso. Pero esto no me abruma. En realidad muy poca cosa me abruma. Es increíble lo que una pastilla al día logra en la vida de una persona que solía ser quisquillosa y amargada. Vamos, que no soy la felicidad andando, pero me despierto de buenas, desayuno de buenas, como wafles belgas de buenas, ando corriendo al trabajo de buenas, ya no maltrato tanto a mi novio, tampoco me maltrato tanto yo misma, he hecho las paces con el pasado y empezaré el 2008 limpia de cargas existenciales.
Hay quienes tardan dos días en soltar los lazos emocionales. Hay quienes nos tardamos casi 12 meses, pero los soltamos y los dejamos ir en paz. Incluso les regalamos cosas. Pero eso es lo de menos, lo mejor será la cena de esta noche con los amigos. Lo mejor es que como quiera que sea, I'm fucking great y de buenas.
Cuando lo pienso y veo que son ya 2 años acá, que esta ciudad ya no me es tan ajena, que lo paso bien, que me gusta mucho, pero mucho Barcelona, me sigo sorprendiendo. Hoy, sigo añorando a mis amigos del otro lado del charco, pero hoy puedo decir que me gusta estar aquí. Les deseo a todos una feliz Navidad.
FOTOGRAFÍA: "Bonas festes", instantánea captada hace 2 años, en mis primeras navidades catalanas, en alguna esquina del Raval.

sábado, diciembre 22, 2007

Tiempo libre

En mis bellos ratos de ocio, además de comerme los mocos, no leer ninguna de las novelas que tengo pendientes, escuchar covers de la canción de Ghost, Titanic y Simon & Garfunkel en versión flautita andina y pensar en cómo ha cambiado mi vida para bien (again and again), juego a espantar pájaros.

'Click Here to visit the official PBJ Web Game'

viernes, diciembre 21, 2007

Fiesta



La verdad no he escrito, porque cada vez menos me salen las palabras o es sólo que me entretengo más con otras cosas que con el internet como antes. En lugar de estar en una fiesta, disfrutando de esa fiesta, vengo a escribir y a contarles que mi vida cambia y cambia y a cada momento cambia y mi cabello está más largo y mis labios más erguidos, como sonriendo en permanente. Las malditas pastas funcionan. El maldito novio funciona. La maldita vida funciona y entonces no tengo por qué escribir, porque todo marcha bien y no sé qué hacer cuando las cosas funcionan bien. Estoy aprendiendo, es un hecho. Así que ahora paro y voy a disfrutar una fiesta muy linda en mi piso, aunque extrañe aún la sensación de otras fiestas, con más de mis amigos.

FOTOGRAFÍA: "Borrosa trama negra", borrosa como los mejores momentos de mi vida. Suelo, cómo decirlo, empañarlos con migajas de vapor.

miércoles, diciembre 12, 2007

Declaración



Pero la diferencia entre querer, poder y decidir radica ahí, en la conveniencia. Quiero. Puedo. Y tarde o temprano tomaré la decisión, justo cuando cierre el ciclo del destierro. Cuando sea conveniente. Cuando termine de hacer lo que vine a hacer.
Ahora sé que lo que decidiste fue lo correcto, porque el coste emocional era demasiado alto y a pesar de que hubo mermas, no merecía la pena sufrir por sufrir. El no estar listos, el no terminar de dar el paso eran signos.
Prepárate. Sé lo que quiero. Debajo de toda esta pus, sé lo que quiero. Así que prepárate, voy a luchar.

FOTOGRAFÍA: "Luces", porque de vez en cuando, muy de vez en cuando, la claridad irrumpe y soy capaz de verme tal cual. Y de reconocer lo que es verdad entre todas mis marañas. Tener certezas ayuda mucho a ser medianamente feliz a la gente. Aún cuando no sé sepa bien cómo terminarán las cosas o qué hay del otro lado. Estoy segura de que hay mucho más de lo que se puede admitir.

lunes, diciembre 10, 2007

Volver

Como si de una premonición se tratara la foto del anterior post, la vida me devolvió a Maremangum. De un día para otro ya estaba de regreso al lugar del que en realidad nunca me debí mover. Fue todo un brete que porque si las ventas fueron mal durante noviembre en Maquinista, que porque si era por mí o por la otra chica, que si por la manga del muerto, el caso es que decidieron no echarme del curro, pero sí devolverme a mi lugar de origen. Así que hoy debo agradecer a la vida seguir teniendo chamba, aunque con mi cambio se esfumaron los sueños de forrarme en euros y poder pagar mis deudas además de ahorrar un poco de plata para volver al terruño amado. De repente todo se complicó, porque si bien me hace enormemente feliz volver a Maremangum, ver el mar cada día (y sí, soportar las hordas de turistas gilipollas con sus consabidas gilipolleces), me deprimí enormidades porque no lograría vender miles de euros en cinturones. Entonces Guadalajara queda todavía muy lejos y yo lo único que pienso es en volver, volver. Eso y la terapia. Eso y empezar a desenmarañar el verdadero motivo del destierro. Una se engaña a veces con historias fascinantes, pero más falsas que la polypiel. De momento, sigo tirando, aunque las ganas de tirarlo todo por la ventana y volver me siguen asaltando cada pinche día y sí sé por qué.

miércoles, noviembre 28, 2007

Día


4.37 am
Comienza el dolor en el oído derecho. No concilio el sueño. Se me ocurre que quizá un paracetamol hará efecto y nulificará el dolor. Me equivoco. Dormito un rato hasta que creo que es una hora apropiada para preguntar a Andreo por sms a qué hora puedo llamar al CAP para pedir hora con el médico de urgencias. Dice que hasta las 8am es posible, pero que puedo llamar al 061 y pedir ayuda. Resulta ser una consulta telefónica. Ahí me indican, de acuerdo a lo que digo, que tome un antiinflamatorio, ibuprofeno es lo más correcto, el paracetamol es muy blandito. Lo tomo. A las 8am llamo para pedir la cita que me dará hasta las 10.15am con el doctor Planas, un viejillo reacio a los achaques de la gente que sólo quiere sacarse a la gente de encima.

10.15am
Ya salí de la consulta con el doctor Planas, porque el doctor Planas es muy hábil y despacha a la gente rapidíto. ¿Y que con qué diagnóstico salí? Como iba dopada con el ibuprofeno, claro que no tenía tanto dolor, y como al mirar en el interior de mi oído lo que tenía eran montones de cera, me mandó por unas gotas óticas (o sea, unas g-óticas, jajaja), nada más. NADA MÁS. Le preguntó si no me dará algo más para el dolor y dice "primero lo primero". Y yo, sí claro, déjame con el dolor imbécil, como no tengo que trabajar. Y pues no, era mi día de fiesta, así que regresé a casa y más tarde telefoneé a mi jefa para explicarle que me duele el oído, que me dieron gotas, pero que lo mejor para mí será no trabajar mañana. Ahora tengo doble fiesta y el mismo dolor. Genial, ¿no?

5.00pm
Andreo llama. Hay un hermoso ático junto a Sant Pau que iremos a mirar el viernes a las 9.45 am. Si resulta ser tan genial como se ve en las fotos, será nuestro. Me cuenta eso y comienzo a sentir calor. Últimamente mi vida a dado demasiados vuelcos e incluso puede que consiga el permiso de trabajo y con ello un trabajo decente y legal. Tengo miedo y lo digo. Muero de miedo, las personas como yo morimos de miedo a cada instante cuando se trata de los grandes acontecimientos que representan tan sólo que se está viviendo. No quiero saber el día que vaya a tener un hijo, me voy a morir 100 veces. Quiero salir corriendo a cada instante. Supongo que es algo que en la terapia podré arreglar, porque sí, desde hace un par de semanas, también asisto a terapia. De algo servirá.

FOTOGRAFÍA: "Luna on maremangum", de aquellas tardes otoñales que todavía pasé ahí. Todavía no me acostumbro nadita a mi nuevo centro comercial, todavía cada día es raro y es como un universo paralelo. No puedo creer que sean las cosas así, todavía no puedo.

viernes, noviembre 16, 2007

Causas y pérdidas




Tantas pérdidas en los últimos años y nunca logré asimilarlas. Pérdida tras pérdida mermando claridad. Como si hemofilia: falta de plaquetas, no hubo cicatrización. Ya se me hacía raro que apesar de "estar todo bien" no estuviera todo bien. Porque debajo del debajo dolía la pus. Si cicatriz, sólo recuerdo, por ende se habla de un capítulo superado. Pero no puedes pasar página sólo pasando página y acumulando la peste debajo del debajo. No cicatriz, por ende se habla de caminar en hielo delgado, de caer una y otra vez en abismos, porque no hay puente. Quiero entender por qué las muletas, de dónde tanta inseguridad, de dónde tantas relaciones asimétricas, de dónde el dolor de una niña, de dónde la pena y el miedo a la vida. Y tender un puente y ver las cicatrices y cerrar ciclos y encontrarme. Sólo quiero ser medianamente feliz. Y por si alguien se lo pregunta, en Guadalajara lo era, hasta que no lo fui; hasta que el todo dio tantas vueltas que se me salió de las manos y estaba sólo evadiéndome de todo pensando que sólo era diversión. No tenemos la culpa de nada, porque sólo éramos nosotros mismos, pobres seres desvencijados y dolientes. ¿De qué huyes tú que te evades tanto? ¿En qué momento te rompiste? Pero ahí vas, de fiesta en fiesta, drogándote, creyéndote que todo está bien y diciendo está todo bien cuando no lo está. Pero a mí no me importa. No quiero que me importe. Ya no. Porque en el fondo te quiero y espero aún poderte ver y charlar y departir y seguir con mi vida sin el dolor que me causaste, que te causé. Y ojalá nadie te pregunte por mí, pero eso no puedo evitarlo. Y ojalá lo que dices no lo hubiera sabido nunca, aunque así sea.
Tanta pinche pérdida. Desde el juguete, hasta el juguete. Pasando por mucho amor. ¿Ven por qué hablaba de muerte en vida? Porque así se siente y cuesta un rato. Pero no hay mal que dure 100 años...

FOTOGRAFÍAS: Como me da hueva escribir los títulos, sólo diré que las tomé desde el club de billar al que me llevó el Andreo, un día que nos volvimos a besar y a besar y a besar tanto que podríá dar asco, pero no. Es tan bueno poder disfrutar del Andreo. Es tan bueno de veras. Me gusta ese tío. Algo tiene que me gusta un montón. Je.

lunes, noviembre 12, 2007

Dos historias, dos



La verdad, agradezco tantísimo a la vida por haberme dado la oportunidad de poder compartir techo con personas tan extraordinarias y estupendas, capaces, algunas de reinventar el significado de conceptos como respeto, tolerancia y humildad. La vida es grande y sabe por qué colocarte ahí, junto a la “vegetariana tolerante” que siempre que necesites estará ahí para ayudarte, pero que aleja el plato de pollo que te acabas de servir para cenar y, de pasada, te llama carnívoro. Escenas como esta y otras más despiertan las ganas internas de recordarle a su carnívora madre. Pero es igual. Cuando alguien que alega tolerancia extrema, pero no la lleva a la práctica; cuando alguien cree que el que come carne es "carnívoro", da exactamente igual gastar o no saliva recordándole a su carnívora madre.
*
El sábado, para variar y no perder la costumbre (aunque en realidad sí que la había perdido bastante), me bebí la mitad del tequila de bar. Era aniversario del Chico Chango y ándale que rolaron los tequilas gratis. Cabe destacar que yo comencé a beber tequila con cerveza desde la tarde en casa de Lulú. El problema es que le seguí y en algún momento de la noche se me botó la canica y se me salió el chamuco (obvio, si no me encuentro bien, el alcohol detona lo que tiene que detonar). El pollo que monté me recordó aquellos viejos tiempos que no extraño para nada, tiempos de oscuridades y carencias emocionales que me llevaron a soportar formas de amor que no debí aceptar, pero entonces no lo sabía y creo que todavía hay algo por ahí que curar. Y bueno, más vale antidepresivo en mano, que depresión volviéndome loca. Así, ya no habrá mecha para ningún alcohol. Así, ni pistear puedo, jeje. He dicho.
FOTOGRAFÍA: Una foto nueva que parece como de hace mil años. Un poco de cariño nunca viene mal.

martes, noviembre 06, 2007

Diario de un error

No estaba para rupturas, pero tampoco para compartirme y he llegado a un punto en el que demasiado miedo me aturde y ya no entiendo. Desearía estar tranquila y libre del pavor de que el tiempo se trague con su oleaje lo vivido, como si lo vivido fuera lo único que me queda, porque ¿qué me queda? Hay un costal de dudas, de mocos y lágrimas aguardando mi vigilia. Sólo intento verme bien, así que me he comprado un par de blusas, anillo y pendientes y un sueter a rayas. No estoy para rupturas, pero no puedo compartirme. Me odio tanto. ¿Cómo salgo de aquí? Me doy demasiado asco. No es verdad que pueda sobrellevar con dignidad las decisiones tomadas. No sé qué hago aquí, ni sé a dónde voy. Ya no entiendo nada. Quisiera poder estar con Natalia y tocar su panza. Quiero ir a casa. No soy una niña, pero ¿por qué no paro de llorar entonces? Es duro ser un error.

lunes, noviembre 05, 2007

Nudos

Iba en el bus. Pensaba que hace ya casi 4 años que dejé el periódico y todavía sigo teniendo sueños o, más bien, pesadillas agobiantes en las que vuelvo a trabajar ahí. Es gracioso cómo algunas de las cosas que más te gustaba hacer se convierte en una pesada sombra que te persigue. En este caso, porque me fui sin quererme ir; me fui como queriendo liberarme de la rutina, de la incompetencia de algunos de mis superiores o compañeros de trabajo, pero en lugar de tomarme un merecido mes de vacaciones y largarme al pito, para tomar aire, me ofrecieron otra chamba y la tomé y huí. Ahí comenzó todo, creo yo. Ahí comencé a huir, porque estaba cansada, harta de tanta chinga. Comienzas a huir de algo que no sabes que es, pero te agobia. Luego te das cuenta que ese algo eres tú y ahí comienza la inútil búsqueda de tí mismo. Es una mierda. No encuentras nada, sólo encuentras más vacío, un vacío que no se llena nunca. En mí caso sólo siento que se acrecenta y no hallo, no me hallo. Sólo sé que debo vivir con las consecuencias de mis decisiones, porque soy una persona adulta, ajá, y porque yo decidí todo en uso de mis facultades mentales, jaja. Es sólo que extraño mucho y demasiado a mis amigas, a mi familia, a mi rancho. Y sí, ya sé, yo solita me traje hasta aquí y a veces no entiendo por que me hice tanto daño y me arranqué de mi lugar y me traje hasta un lugar extraño y me obligué a lidiar con novedad y a buscarme la vida a punta de chingadazos. Yo quería una cama de rosas, una vida al lado de un hombre que me quería y que yo amaba, un perro, la camioneta y los hijos, y un trabajo en donde pudiera escribir, pero que me dejara respirar y vivir. Y sólo huí. Me dio miedo y huí. Y luego quise volver, pero ya nada era igual. Entonces me volví a traer aquí: era demasiado doloroso estar allá. Me hubiera muerto de dolor, preferí penar acá e intentar rehacer mi vida y supongo que no me fue nada mal, he vivido cosas muy buenas. Es sólo que llevo días sintiéndome sola a pesar de estar rodeada de buenas personas que me quieren y que yo quiero. Sola y con un nudo en la garganta. Sola y buscando cobijo en mí misma. A veces, no alcanzo a cobijarme. Y extraño caricias y tacto, palabras y risas. Mis amigos y un par de cervezas y las bromas de siempre y mi familia y al flaco aquel que conocí hace tantos años. Y por eso me quedo callada. No es que me vaya mal. Todo va en marcha. Pero, con todo y los 30 tacos que tengo, quiero a mi mamá. Je.

FOTOGRAFÍAS: "Lo+M" y "L+M". Tengo muchas L's en mi vida. Me encantan. Acá está Súper Lul, pero extraño a mis L's queridas: desde mi madrecita santa, pasando por Lolis y Liliana. Y a mi hermana. ¡Bah! Extraño pues. Qué le voy a hacer.


sábado, octubre 27, 2007

Naftalina y ruido




Desde lo más profundo del armario de todo viejito, hasta la ruta del bus 32. Ahí voy trepada, sin iPod o libro interesante, sólo yo y hordas de viejitos abordando el vehículo parada a parada, inmisericordes ante mi prisa, ante mis ganas de llegar a casa y tirarme en la cama luego de trabajar, todos vistiendo prendas de vestir apestosas, impregnadas de la sustancia que salvaguarda los tejidos de la polilla. ¿Por qué no tomé el 74 que quizá sería una línea más juvenil y menos pestilente? Llámenme como quieran, insúltenme, tírenme tomates al pasar, pero tienen que saberlo: no soporto a los viejitos, ni a su olor, ni a sus migajas, ni su velocidad. Tampoco me encanta la gente que estornuda fuerte, como si fuera a expulsar todos sus órganos internos de golpe; ni las personas que cultivan esa tos de perro en la que están a punto de regurgitar la flema, pero no; ni a los que le dan cran a la palomita con la boca abierta, incrementando así el ruido del crujiente manjar; ni a quienes azotan el cucharón contra el sartén esperando que a golpes bajen los restos de comida para seguir siendo cocinados a fuego lento.
Los seres ruidosos o pestilentes quedan fueran de mi maldito radar intolerante y homicida.
FOTOGRAFÍAS: De la serie "Vehículos", de pasillo que por Sant Cugat me di con la Nat cuando fuimos a ver bailar a la compañía Nats Nus, en la que baila la Laureta.

viernes, octubre 19, 2007

Otoños y otoños















Se nos cayó frío y medio encima, así, de pronto, de un fin de semana a otro a cargar el chamarrón loco, el pañuelo atado al cuello y yo, como ya estoy viejita, a cuidarme la espalda porque nomás coger frío y me da la contractura en el hombro izquierdo. Ayer fui mi primera tarde sola en mi nuevo espacio laboral. Me supo muy raro. Me vuelve a cambiar la percepción de mi estancia aquí, cuando ya estaba de lo más habituada a ir y venir del Maremangum. Salí a una calle desolada a esperar el bus y me sentí como en alguna esquina sola del DF. Luego de dar vueltas y vueltas, de fijar la atención con todas mis fuerzas en mapa y calles, logré llegar a casa, cansada y con un dolorón de riñones. Otra vez infección en vías urinarias por aguantarme las ganas de mear en la peda del otro día y en la chamba. Más de lo mismo. Y ahora a revisar papeles y papelitos y a fijar la atencion, con todas mis fuerzas, en renovaciones para alargar mi estancia y terminar de una puñetera vez la tesina.
Me estoy dando cuenta de que las cosas han cambiado mucho más de lo que yo misma quisiera aceptar. Ya no tengo veintipocos, ya no aguanto la chinga igual. Intento seguir con mi vida, intento ser amiga, amante, intento estudiar, y siento que sólo logro ser la mitad porque no me dan las fuerzas, porque hay a quienes nos cuesta más o hay quienes nos la pasamos dándole mil vueltas a la cosas antes de echarse el clavado. Supongo que por eso me vienen impulsos locos, pero como vienen se van. Y ahí voy escombrando papeles, intentando ordenar; y ahí voy encontrando la foto de una boda de hace 3 años. Es como masticar vidrio. Haz de cuenta. Pero tragas, no hay más.

FOTOGRAFÍAS: "Otoño" y "Otoño", jojo, de un momento de inspiración entre muchas hojas secas y crujientes que me encanta pisar. Octubre siempre me encantó. Tiene días azules a pesar del frío y del cansancio que llevo cargando más del lado izquierdo. Estoy simplemente exhausta y un pelín aburrida.

lunes, octubre 15, 2007

Blurb


Blurb y recontra blurb. El sábado me apunté a trabajar sirviendo cervezas para el concierto que Los Tigres del Norte vinieron a dar acá a Barcelona para presentar su nuevo disco. Nunca supe, porque no soy fans, cuáles eran exactamente las rolas de ese nuevo disco (ni el nombre de mencionada novedad, obvio), pero pude escuchar felizmente las tradicionales “Tumba falsa”, “Jefe de jefes”, “Puerta negra”, “La reina del sur”, y hasta la que dice algo así como “penicilina, talidomina con dramamina y vitamina c” que me sacaron una que otra risa, porque la neta están re cagados, sobre todo el mono del mechón blanco, que canta súper chistoso acá, cuando entona con todo el corazón las letras de las rolitas, mientras le da al bajo. Al concierto no asistió mucha gente, pero eso sí, los mexicanos que se veían por ahí eran puros mexicanos fresas; como que si viven en Barcelona y vienen Los Tigres del Norte, tienen que ir a verlos, aunque en México no irían ni a patadas por no codearse con la cualquierada y el peladaje, es decir, con los nacos. En fin, que eso me pareció, aunque en realidad dé igual lo que a mí me parezca. Y bueno, si bien ayer vendí 744.30 euros en cinturones durante las 12 horas que laboré, hoy no he vendido un carajo, porque 6 euros no puede considerarse “algo”, pero es igual, tengo más días para seguir subiendo la comisión, porque sí, ahora sí que me importa la comisión y vender y vender. De eso como y me pago la matrícula y el metro y mis chamarritas pal invierno. Total, que sigo desaprovechando mi potencial como redactora vendiendo cinturones aunque no sé vender. Es la verdad, nunca se me dio esto de la vendimia. Pero como quieran y manden vendo, y hasta eso he durado en esta chamba (llevo, honrosamente, ¡7 meses!), pos que me darán la “oportunidad” de irme a vender ahora a la tienda del centro comercial La Maquinista. Pros y contras: es una tienda, no un pinche puesto como el de aquí en Maremangum; en la tienda hay un aparato reproductor de sonido, con lo cual podré poner tooooooda la música que se me hinche; en la tienda no hace frío, porque está protegida por los cristales del escaparate, no como en este pinche puesto, que no es que esté en despoblado, pero ¡ah, cómo sopla el viento junto al mar!; voy a extrañar a mis compañeras de puesto, la neta, ya las quiero, sobre todo a Alejandra, mi coworker; la vista al mar está poca madre, me gusta; ahora, ¿quién me va a regalar cocas (hagan de cuenta que es como una palanqueta con piñones y anís bastante buena, sobre todo la que lleva chocolate blanco encima, mmmmmmh)?; no extrañaré las penurias por ir al baño, en Maquinista cerraré la tienda y me largaré a mear a gusto, no que aquí…mi pobre vejiga ha pagado las consecuencias.
Total, que vienen cambios, espero que me vaya bien. También viene Halloween y quiero ir a una fiesta y disfrazarme. Espero que mis amigas que no felicité en mero día en que fue su cumpleaños (Liliana y Prema), me perdonen, porque la neta he andado bastante atolondrada entre el bajón emocional, los dolores que no me dejaban y las dobles jornadas laborales. De mientras pasan las cosas, me como una coca a su salud. Jeje.

FOTOGRAFÍAS: “Bello Maremangum”, que a todo hay que verle el lado amable, jajajaja. ¡Ay! Qué positiva me pongo de vez en cuando. No sé si es la depresión, o que de verdad luego de tocar fondo, se sale a la superficie. Lo que sea, aquí estamos. Y estamos bien.

jueves, octubre 11, 2007

Perfil

La tía está loca. Quiere, pero no puede. Se le ha metido entremedio que la vida no tiene ningún chiste. Y sácala de ahí. Dicen que esta deprimida. Ella misma lo cree a veces. Lleva gran parte del año autocompadeciéndose y lo hace de una forma que pareciera que le gusta realmente hacer eso, que lo disfruta tanto como un helado de yogurt con fresas e higo. Soltó el reloj y dejó de contar el tiempo. No obstante, es simpática y sonríe bonito, tirando más de un lado. Suele crear piscinas temporales a partir del llanto. Llora más cuando hace frío y no se sabe a ciencia cierta, pero al parecer guarda restos de invierno en su interior. Le hubiera encantado nacer en julio, pero nació en enero y le parece una putada que el verano no suceda en este mes en su pueblo natal. A veces no sale de su casa en todo el día y viste alguna de sus elegantes pijamas debajo de su bata negra. No cree aún que ha ganado un amigo, el amigo perdido que tanto tiempo añoró. Adora a su nueva compañera de piso, cenar con ella, escucharla. Dejó de beber litros y litros de cerveza el último mes. Le gusta hacer la compra mientras llueve, así lo hace tranquila. Las tiendas están solas.

FOTOGRAFÍA: "Sujeta M", una sujeta de cuidado. Según qué situaciones, es mejor mantenerse lejos de ella y se su viperina lengua, porque es capaz de aplastar con su tacto de elefante.

martes, octubre 09, 2007

Territorios

Ayer hace 9 meses que comenzó todo lo que terminó y no escuchar la voz sólo ayudaba a creer que no llovió anoche, que no vendrá el frío, que no se repetirá enero y con su nevada borrará el rastro de esa batalla emocional que llevó todo tan lejos. Al oír de nuevo, todo sucede y los territorios, por culpa del deslave, se traslapan y revuelven aún en contra suya. Por lo menos en la cabeza. Valles, cuestas, mares, islas. La geografía de un desencanto más es errónea, argumenta navegante y errabunda una persona que recién sale del doctor. Contractura de mente, sentimientos dislocados, ansiedad al respirar y aire guardado. Tomárselo literal como remedio a los males anegados por soleados imaginarios. Tomar literal la tierra inamovible que pronto cambiará de vehículo, porque quiere más. Porque puede. Entonces se hace silencio porque Hong Kong queda muy lejos y el silencio de antes era porque lejos ya no es temporal. Cuando los huracanes separan los territorios, valles, cuestas, mares, islas, se maldicen los destiempos; el huracán no deja pangea y la cuestión no es esperar. El credo es sólo vanidad.
El alumbramiento, tras reconocer las voces, devino en llanto, en un eructo de incongruencias para esta realidad. La que naufraga debe nadar hasta esa isla que es y la confunde con esa danza de vientos que levanta un abanico ajeno a su tierra. Lo nacido del atrevimiento dilata pupilas, dispara sudoraciones, aumenta movimientos gástricos, dispara la convulsión ante la extrañeza de que tanto tiempo no ha sido como para olvidar lo que unos tardan menos en olvidar.


FOTOGRAFÍA: “Abrazo” y “Dos de carne”, de una baraja de antropofagia pura. De puro gusto por cortar el bistec en rebanadas.

jueves, octubre 04, 2007

In the middle of nowhere

Qué hice aguantando comentarios de personas que dijeron ser mis amigos, aunque me da la ligera impresión de que sólo estuvieron atentamente esperando a que, borracha, les soltara las nalgas porque alguna vez, borracha, así sucedió. ¿Qué acto de esta servidora alcoholizada tomaron como un signo positivo que supusieron podría convertirse en una constante? Qué hago durmiendo tan cerca de una pasiva-agresiva que no va a mover un ápice sus horarios para dedicar una puta hora o menos a la limpieza de un retrete que se ha limpiado hasta la inmundicia, para sólo conseguir un 'gracias por limpiar', no la devolución del gesto.

*

Una larga temporada 'in the middle of nowhere' puede hacerte perder el norte. Te sorprendes haciendo cosas que no quieres hacer y diciendo otras tantas para disculparte por no querer o sí querer cosas que no son o son esperadas. A favor prevalece el hecho de que 'in the middle of nowhere' es nada más un impasse, un refugio a los putazos que dañaron la maquinaria; en contra se tiene al tiempo que vale oro y a las hojas en el calendario que se van.



FOTOGRAFÍA: "Payól Malkovich", en honor a un buen amigo que cumplió años hoy y cuya identidad mantendremos oculta. Por ti, en contra del doblaje y a favor del arte siempre. ¡Arre!

miércoles, octubre 03, 2007

Pequeña M

Preguntándose acerca de cómo funciona el aparato reflector. Quiere darle al off sin más ganas de seguir sudando. Prefiere sudar por correr, por hacer el amor, por el sol del verano, pero no por la falsedad de luces conectadas que se inventó un hombre para alumbrar oscuridades. Lo peor del caso es que toda iluminación garantizada no es necesariamente el paso hacia la plenitud. Sólo son focos de luz.
Dijo el monólogo de corrido, sin tutubear o detenerse, sin pausas innecesarias; podía recordar de memoria cómo ser Pequeña M, le venía muy natural el personaje, era como enredar el estambre en el ovillo: no había más que mover la mano, no perder la hebra y mantener con la otra la madeja bien fija. Si por alguna razón presentía que tropezaría, visualizaba a su padre preparando el café. La imagen de ese hombre algo canoso de gafas poniendo el café molido en el filtro luego de haber echado agua a la cafetera, apaciguaba su ansiedad, le devolvía la calma y la confianza para saber que así como el café saldría delicioso, sus líneas no se le saldrían de control, las vaciaría en su voz y dejaría satisfecho al director de reparto; no era un error haberla contratado, aunque ciertamente tardó demasiado en aprenderse el rol de una mujer madura, centrada y segura, sabía que era cuestión de tiempo y no una tarea de chasquido de dedos.
Preguntándose acerca de cómo apagar el reflector, dió con el interruptor erróneo, es más, ni interruptor, era más bien un pedazo de fierro que sobresalía del cuerpo metálico del aparato. Pequeña M sangró un poco, pero nada de eso impediría dar la función: curitas, una maravilla del mundo moderno.

*Texto escrito en las primeras páginas de Guilty as Sin, libro de Tami Hoag, comprado en Gandhi por 214 pesos y puesto a disposición de los huéspedes de no sé qué enramada, camping y hotel en Sayulita Beach. No suelo rayar los libros, pero ese día estaba desesperada por un trozo de papel. Ese día fue el 7 de enero de este año. Uno de los peores días que he vivido. Día de disoluciones, desiluciones y frío en plena playa. Ahí está para el psicoanálisis.

FOTOGRAFÍAS: "Kinky boy" y "Vaquerito", en un concierto de Kinky en el Zapopúm. Cosa más fea el nombre de ese festival de lo que sea. Contrasta con lo buenos que son los regios éstos en vivo. Contrasta más con que ese día no me divertí en absoluto. Para variar, siempre que he ido a un concierto de Kinky mi ánimo y vida sentimental apestan. Supongo que la coincidencia podría ser una buena señal, a tomar en cuenta en el futuro, aunque no me guste nada la idea.



martes, octubre 02, 2007

El café de las mañanas





Todos los cafés del pasado. Todas las tormentas que amainaron en su compañía. El arrobo de un sorbito. Todos los café que vendrán. Nunca he de quedarme sin cafetera.

FOTOGRAFÍAS: De la serie “The morning coffee”. Desde que llegó Nat al piso, hay café. Y como a veces no hace falta desmayarse para perder el sentido, mejor desayunar con un shoot de cafeína sabrosa, con leche, porque soy marica y no me gusta lo fuerte de su sabor, je.

viernes, septiembre 28, 2007

Horoscoporn

Capricornio (22DIC-20ENERO): No, eso que estás sintiendo erguir tus pezones no es el viento frío del fin del verano. Es el nuevo dildo metálico que tu joven amante acaba de pasarte por la espalda. ¡A qué esperas! Déjate llevar por tu más salvaje ser y, ayudado por un poquitín de vaselina, permítele a tu amigo conocer nuevos horizontes y horizontales placeres.

Aries (21MARZO-19ABRIL): Los amigos son los que comparten contigo una rayita y luego proponen un trío, no los que te dejan sólo en la fiesta y tirado de borracho. Procura, para la otra, dejarte de hacer el mamón y cuando te dicen que si quieres ir al baño, acepta la oferta. Ya puestos en ambiente, métele mano a la güerita bailadora, ésa que enseña el tanga rojo cada vez que se agacha, es la que adora los tríos y las felaciones largas.

Libra (23SEPTIEMBRE-22OCTUBRE): La meditación coital está de moda. Tras encender los inciensos y el porro, colocar los consabidos preservativos, abandona tu cuerpo al mejor cunnilingus de tu vida y permítete viajar astralmente hasta situarte en esa fantasía que siempre has tenido de estar en pleno Sodoma y Gomorra. No te ofendas si durante tu ausencia, tu amante se tomó la libertad de invitar a un par de viejos amigos para que intentaran traerte a este mundo a punta de cogidas.

Acuario (20ENERO-18FEBRERO): Esa frescura que sentiste en tu bajo vientre mientras dormías no era la brisa fresca del mar. Mientras dormías la siesta en esa playa nudista, a tu nueva amiga sueca le apeteció morderte el polo. Luego, se echó a bañar. Para la próxima, no tomes tantas cervezas antes de tirarte al sol si es que quieres coger algo más que una puta resaca.

Cáncer (21JUNIO-22JULIO): Sí, tu jefe te miró las muñecas pensativo. Debes poner más atención en ocultar los rastros del uso indiscriminado de esposas. Lo del palo encebado nadie lo va a ver, pero esos morados…Si no vas a convidar a tus superiores de tus orgías, mejor ni antojarlos vistiendo manga corta. De perdis, ponte unas pulseritas o muñequera alegando torcedura por jugar al squash.

VIRGO, LEO, GÉMINIS, TAURO, SAGITARIO Y ESCORPIÓN, esperad, en breve les traeremos eso que los astros dicen respecto a su faceta porn.




FOTOGRAFÍA: "Para derretir el polo", según la ley que ejercen ciertos grados sobre ciertos fríos y ciertas formas sugeridas como epifanía de noche de viernes que a la distancia es tarde.

lunes, septiembre 24, 2007

Maleit pit de pollastre

Cuando lo conocí, me dijo que trabajaba en el DIR. A la mañana siguiente pensé que me había liado con un instructor cachas que le daba por escribir novelas de vez en cuando y estudiar filosofía por las tardes. Luego entendí un poco más. Lo conocí un día de julio entre gin tonics y un amigo que, ya borracho, se puso a bailar conmigo un baile de acercamientos que yo me limité a alejar. Se llama Andrés y supuso el cielo con su aparición. Nunca pensé encontrarme un maleit pit de pollastre*, pero ¿quién sabe a ciencia cierta la siguiente línea? Lo novelable al alcance de tus manos.






*Para vuestro regocijo, he de explicar que maleit pit de pollastre es en castellano maldita pechuga de pollo. ¿No es adorable la lengua propia del lugar que hoy habito?


FOTOGRAFÍAS: “Ella”, “Él” y “Casco azul” de una serie de imágenes en uno más de los trayectos. Ya sé que parezco hormiga atómica con casco, pero qué se le va a hacer, es lo que hay tío.

sábado, septiembre 22, 2007

Conmemoración tardía o depresión crónica






















El pedazo de tierra, mejor conocido como terruño amado, es rico y vasto en diversidad, de eso no hay duda. Hace una semana se conmemoró el día aquel en que los mexicanos mandamos a la chingada a los invasores, colonizadores y demás extraños a ese pedazo de tierra, lo cual me da exactamente lo mismo. Los festejos patrios me hacen lo que el viento a Juárez, by the way, el prócer mexicano. La verdadera razón de que esto, como muchas cosas más, me valga absolutamente madres es que padezco de depresión en mínimo grado y crónica desde hace vario tiempo y no he acudido a tratarme, lo cual también me vale totalmente madres. Es decir, sé qué pedo con las cosas, tengo bien presente su valor e importancia, pero a mí me vale madres. Sí, ya sé que pasar de todo está mal, pero mientras no me evalúen y diagnostíquen, lo cual sucederá por ahí de noviembre, pos todo seguirá permanentemente igual y me seguirá importando un pepino como hasta ahora. De aquí hasta entonces seguiré de amargada, odiando al mundo, considerando a la gente pendeja como un mal indeseable, detestando las preguntas pendejas de los turistas y postergando indefinidamente lo que debería hacer con mi vida, pero que no tengo ganas de hacer. ¡Ah! Y burlándome de todo, lo cual me encanta, hasta de mí misma, cabe destacar. ¡Besos para todos! ¡Muuuuuah! o ¡Smack! o como sea.

FOTOGRAFÍA: "Patria on the floor", imagen hallada en una flash card de las tres que tengo, la cual data de hace como un año supongo yo, pero que ignoraba que estaba ahí. Casualidades de un día de lluvia en Barcelona, fresquito, eso sí y gracias a dios, en el que soñé que me robaban la bici y en el que planché mi blusa, por increíble que parezca. Je.

viernes, septiembre 21, 2007

Claridad


Y ser clara y no andarme por las ramas y no ocultar deseos y no vedar el sueño con dolores de lado y no querer más que querer sin la rajada en la panza. Que, ¿no soy lo suficientemente clara?

FOTOGRAFÍA: "Flor", de mi jardín, de las que se dieron este verano que se fue, oficialmente ya se fue y habrá que esperar otro año que se irá como agua como éste. Más vale flor en mano, dicen.

lunes, septiembre 17, 2007

Mundo raro


En palabras del abismo tendría que matar al mono rojo y arrancar el cartel. Cobrar las llamas desperdiciadas y bordarme en suavidad. O fumarme en papel arroz la noche de Mystic River, la pregunta sobre los 27 y el beso precedente y obtener la pachequeada de la vida. En parámetros reales, nada importa, ni el llanto en cuclillas frente al mar en Sayulita, ni toda la soledad obsequiada por Charli en el último cumpleaños. Estoy viva, estoy aquí. El vacío y el dolor son gasolina. Si bien ya no me gustan las películas de Medem, porque ya no creo en las casualidades, en el amor bonito, ni en cambiar a las personas o llenarlas de felicidad con la ilusión del que apenas ama por primera vez, todavía tengo caladas guardadas en los bolsillos, otoños que surcar con mi aliento y una buena barra de labios, el abrigo de abuelita, los amigos de esta parte.
Voy a desabotonar la blusa de otras temporadas, voy a llorar la desnudez, me agacharé hasta quedar frente a este mar en cuclillas y escupiré ese sabor que ya no recuerdo, pero imagino como la piel tatuada con aros y sabor a mandarina.

FOTOGRAFÍA: "Aliento". Más extraño que nunca, este mundo me sorprende en un letargo de incomprensión total a los que me rodean. Mundo raro, como decía José Alfredo. Mundo raro.

sábado, septiembre 15, 2007

La increíble desfachatez de los valientes

Podría alguien explicarme por favor, que significa algo como "si yo hubiera sido todo lo que tu qnecesitabas no hubiera habido tantas broncas , no cres?".
La calidad del texto es responsabilidad de su autor, el Sujeto T.
Su servidora se sigue preguntando cómo es posible que alguien que supuestamente la quería tanto, tantísimo, le pueda responder así, tan quitado de la pena, como echándole la culpa del término de la relación al echarse la culpa por ser tan poca cosa para ella. Ya me hice bolas.
De verdad, ¿PODRÍA ALGUIEN EXPLICARME?
Sé que no vale la pena, pero es sólo que me gusta más la luz que la ignorancia, je. Todo sea por ampliar el conocimiento sobre los básicos de la raza humana.

jueves, septiembre 13, 2007

Desazón



La desazón existencial no debe ser motivo de colapso. No eres de aquí, pero no estás allá. Y qué más da.
Ante todo, buena cara. Pero si el barco se hunde aún estando en alta mar y en medio del barullo, favor de utilizar el salvavidas emocional más cercano.
Se vale. Es válido tirar manotazos, pegar de golpes, maldecir al timo y extirpar la lejanía que jode.
Se vale.

FOTOGRAFÍA: "Up, close and personal". Arriba de todo aburrimiento, por debajo de lo deseado. Y con ganas de birlar.

Fideos, enredos y salud

La vida se enreda a veces como un montón de fideos udon con carne, la vida, la puta, perra vida. Y encima, como lluvia dorada, el dolor que sólo puede acallarse con paracetamol y buscapina. Para estar sano no basta olvidar, pasar página, cerrar puertas o estar la mar de buena, modestia aparte; para estar sano, básicamente, hay que comer pescado y carne y pollo y verduras.
Casi todos te abrazan, se preocupan por ti. Te quieren, te alientan a comer bien. Sólo hay algo que revolotea en tu cabeza irónicamente como mosca de carnicería, la típica mosca molesta que todos quieren matar: a lo mejor tienes anemia porque no comes suficientes legumbres, escupido de la boca de vegetariana ortodoxa. Los nervios ya no sólo se crispan porque esta vegetariana haya restringido el asado de carne a un único sartén; los nervios se erizan y provocan al deseo de estamparle el dichoso sartén en la cara, porque, como su madre, vegetaria ortodoxa piensa que la suya es la más pura verdad o algo por el estilo.
Si todo fuera tan fácil como aumentar la ingesta de legumbres, no se llevaría un dolor crónico en flanco e hipocondrio derecho. No se sabe exactamente qué sea, lo único que sé, es que no tengo taras mentales y que no creo que mi verdad sea absoluta y total.

FOTOGRAFÍA: "I love udon", porque sí, me encanta la sopa de esos gordos fideos japoneses, lo cual me recuerda que tengo hambre y tengo que comer ya en lugar de estar aquí posteando sobre mi fruición por la pasta nipona o mis cuitas por mi devastada salud. Pero estoy bien, vamos, nada que unas cuantas "pastas" no puedan curar.

jueves, septiembre 06, 2007

Casa






Los domingos en casa. El desayuno caliente: huevos al gusto, frijolitos, virote, pan dulce, el café. La perra ladrando idioteces, yo y mi hermano crudos. Mi hermana, posiblemente, también. En plena charla con los padres, ajenos a la hermosura del momento, arropados en juventud y talante de invencibles. Todo comenzaba a las 11 y se postergaba hasta la 1. Y había música, por mi padre, siempre hubo música en nuestros eternos desayunos con cara de brunch. Desde rock, pasando por boleros, jazz, ópera y más rock y ayer que murió Pavaroti lo único que pude lamentar fue la lejanía de esos días en la casa de Tepeyac, con su jardincito al fondo, donde nunca se organizó una carne asada; con su enorme estancia de techos altísimos, sede de tantos festejos, pasarela de tanta gente. Era genial que estuviera toda conectada, que no tuvieras que pasar por la sala, ni el comedor si lo que querías era evitar a quien ahí estuviera. Podías pasar de largo entrando por la cochera directo a la cocina, subir por atrás y escapar. Sé que la casa es uno, pero extraño esa casa y sus días y la juventud de entonces y haber salido de ahí un día pareciendo una jugadora de futbol que iba a tomar algo con el director técnico. Era divertido, hasta que no lo fue. Como todo.

FOTOGRAFÍAS: "Way home", según qué caminos, según a qué partes. Sin cuchillos, en tunning total, en rojos y azules, sintiéndolo todo, volando lejos y cantando. Llorar de vez en cuando como una desgraciada, trae gracia total a la vida de una. Palabra de honor.

miércoles, septiembre 05, 2007

Speak my mind or not to speak my mind



Este es el año en que menos veces me he cortado las uñas de los pies. En los últimos 8 meses tampoco me he cortado el cabello mucho, en realidad no lo he cortado nada aunque llevo meses pensando en dejarme a tijeretazos toda mierda pasada, porque sí, creo que en el pelo se guardan cargas, se guardan etapas, se guardan los gustos de otros, se esconde un secreto afán por gustar más. La verdad no sé por qué lo hago. En serio no lo sé. Quizá me dé más igual que nunca traer la mata larga y maltratada, como de sirvienta. Respecto a las uñas, como es algo que simplemente odio hacer, no me extraña dejarme las garras crecer tanto que yo misma me hago daño cuando duermo en uno de esos movimientos por encontrar la mejor postura estando en brazos de Morfeo. Sólo las corté para dormir mejor, porque dormir es una de las actividades que más amo, que más procuro y más me gusta prácticar en soledad; no soporto sudores ajenos, los ronquidos, el despojo de cobijas a menos que el tamaño del colchón sea un magnífico king size. Ahora más que nunca lo tengo claro. Anoche justo dormí 12 horas. Fue simplemente hermoso. Y soñé y soñé cosas que entiendo y cosas que no y cosas que me gustaría decir a la cara de la gente más a menudo. ¿Qué pasaría si comenzara a decir las cosas que en realidad pienso? Supongo que yo me divertiría enormidades, pero la gente comenzaría a odiarme demasiado. Otra me amarían por ser la valiente que pone en su lugar a la egoísta del piso o al turista gilipollas que pregunta pendejadas. Da igual, sólo paso la versión original a mis amigos cuando les cuento las cosas, el resto del tiempo soy la cobarde diplomática que traga mierda y se atraganta con sus palabras, no se corta el pelo, ni las uñas de los pies y supuestamente tiene mono. Mira que haber viajado miles de kilómetros dejando atrás toda una vida disipada para venir a escuchar acá “lo que tú tienes es mono”. No, no tengo mono, ni perro que me ladre, ni cola que me pisen, aunque los objetos puedan parecer más cercanos de lo que en realidad estén, ya no pueden ser alcanzados.

FOTOGRAFÍA: “Lavarse los dientes te da buen aliento”, consejo básico para los chicos que quieren que su chica caiga rendida a sus pies. No puedo decir lo que pienso, así que sutilmente hablaré mis pensamientos, les vestiré con palabras. ¡Dios!

sábado, septiembre 01, 2007

Rare view mirror

No siempre se desea el bien al tiempo que se dice adiós. Ambas acciones pueden suceder desfasadas una de la otra. Dije adiós y vi la imagen empequeñecerse a la distanca como en un rare view mirror. No hay que preguntar por qué, ni la hora en la que sucedieron los hechos, ni los motivos. Todo cae por su propio peso.

FOTOGRAFÍA: "Quisiera ser sonrisa", como cantaban las Flans atrás tiempo.

miércoles, agosto 29, 2007

Speechless in Barcelona


Los patrocinios son bonitos hasta que no lo son.

FOTOGRAFÍA: "Don't forget it, honey". Quién si no un guiri habría de apuntar en un billete la compra. Luego el billete, cayó en mis manos.

domingo, agosto 26, 2007

Fauna


Aunque parezcan personas, estoy convencida que el lugar en donde trabajo está lleno de una espectacular fauna que ni los mejores zoológicos del mundo podrían captar. No se trata de especies en cautiverio, ya que deambulan libremente por los pasillos y pastan coques de caramel, croissants, helados que tragan con café y batidos, además de entrar y salir de las diversas tiendas plagadas de moda. Es increíble la cantidad de gente que veo pasar. Hablan, gritan, berrean, se abanican. La mayoría son turistas, pero también hay locales. Últimamente me enferman mucho más que antes sus preguntas, estúpidas preguntas que supongo que si yo fuera turista, haría de igual forma, pero como me cagan los turistas, yo misma me niego a ser una así que no viajo, aunque en realidad sea porque no tenga dinero para hacerlo. Ser turista es una de las peores cosas en las que se puede convertir una persona. Ser turista es asqueroso. Odiaría viajar para conocer en dos semanas todo Europa, porque no conoces un carajo y sólo jodes a la gente que vive la ciudad que visitas, la cual argumenta que el turismo es bueno porque deja dinero a su paso, así que, si no fuera por el dinero, ¿quién querría a los turistas? Es como cuando vives con más gente y tienes que soportar a sus visitas. ¿A quién le gusta que invadan su intimidad? ¿Quién quiere ir al baño por la mañana y descubrir que el novio de tu roomate francesa no le jaló a la cadena? Me gustaría a veces no odiar tanto a la gente, sus pendejadas, convertirme en un ser altamente social y diplomático, sonreír sin ser hipócrita o condescendiente y vender muchos cinturones sin pensar todo el tiempo “eres un idiota, estás comprando pura mamada”, pero en fin.

FOTOGRAFÍA: “In front of the coques' glass”, tomada en un ataque de aburrimiento garrafal. Me hubiera encantado tomar la cara de la gente, pero neta, me parece de mal gusto tomar fotos tipo turista: a todo y sin ton, ni son. En serio, no entiendo para qué vergas la gente toma, por ejemplo, video del centro comercial. ¿Se sientan después a verlo en compañía de sus seres queridos? ¿Neta, les interesan paneos del centro comercial? No doy crédito. Quiero vomitar.

sábado, agosto 25, 2007

Dead man


Ahora que el hombre está muerto, abre la ventana. Saca el órgano, pónlo al sol. No es el primero; ojalá sea el último de los hombres muertos. Murió en el intento de alcanzar más vida en tu nombre. Sí, ya sé, qué decepción de hombre muerto que no abrió la boca cuando debió. Mete el órgano. Sí, ya sé, estás contenta. A veces la muerte deja vivir

FOTOGRAFÍA: "Moi, non plus", jamais, jamais, jamais. Je suis dans un autre côtè. J'adore ce côtè.

martes, agosto 21, 2007

Negación total


Soy una pendeja. Colgada de nada, esperando una señal. Soy una pendeja. Yo no pensé nunca que nos lleváramos de la greña, pensé siempre que eran las circunstancias y pensé también que había amor. Pero no, las circunstancias te llevaron a creer que nos llevábamos de las greña y que eso no te gustaba y que ya habías visto demasiado y que adiós.
El día que entendí que se acabó todo, ese día se apagó algo tan grande en mí, que estoy esperando encontrarlo de nuevo en vida. Nadie lo entiende. ¿Qué podría hacerle falta a la hermosa Mariana? Nadie lo entiende. Una vez que sientes cómo se te muere alguien en vida, supongo que no hay vuelta atrás. Soy una pendeja sin alas, queriendo volar. Mi reino por olvidarte, para superarte como tú lo haz hecho. Mi reino por estar en paz.

FOTOGRAFÍA: "Like Kenny", nomás por el gusto de tener una sudadera naranja tan linda. Ojalá al ponérmela, como por arte de magia entendiera que hay personas que sí pueden ser amigos y hablarse de tú después de todo. Ja. ¿Negadita la muchacha? ¡Noooooooo tú!

domingo, agosto 19, 2007

En el reino de las dependientas

No puedes ser frágil, quejica o insegura o parecer una ratita temblorosa y asustadiza a la que le pasa todo: no encuentra los códigos para marcar los precios, pasa una tarjeta dos veces y cobra el mismo cinturón dos veces, no le cuadra la caja, se olvidó de hacer el pedido, no tiene papel para la impresora de tickets, no sabe qué hacer cuando le regatean, no llega para abrir la tienda porque se le olvidó que le tocaba abrir la tienda.
Ante todo, debes mostrarte segura; altiva sería demasiado, pero un tanto dueña del mundo sí, por qué no, al final tú no quieres otra cosa que vender lo que resguardas, ese codiciado objeto, aunque se trate sólo de plástico fino o del peor de los metales cromado y brilloso. Te gusta el “sí, me lo llevo”, te gusta el típico latino despilfarrador. Haces propio el arte de cerrar el pico: las pepitas de la hebilla se caerán sin poder evitarlo, pero eso no lo advertirás.
Debes mantener la ecuanimidad luego de escuchar 10 mil 500 veces “dónde está baño”, “toilette?”, “toilet?”, “water clos?”, aquarium?”, famacía?, automatic bank?, paella?, public telephone?, dónde se graba un nombre en madera? en varios idiomas distintos, sin recibir las gracias por tan valiosa información. Debes ser paciente aunque quieras estrangularlos o escupirles en la cara o responderles parcamente a su escueta pregunta o te mueras de ganas por mirarlos con fastidio o simplemente informarles lo estúpidos que están.
Entender italiano, francés, polaco, checo, ruso y lo que sea que hablen en Kazajstán es imprescindible, además de hallarle a todos los acentos inflingidos al inglés, incluyendo inglés mocho.
Por último, no debes odiar el cacahuatito que llevan en la maceta tu jefa y otras dependientas con las que tendrás que lidiar eventualmente.
Sólo hay que ser paciente, muy paciente y luego más paciente con la bola de idiotas que aman pasear por un centro comercial y agradecer el pan nuestro de cada día.






FOTOGRAFÍAS: De la serie “Loop” extraídas de unas hermosas hebillas electrónicas que pasan hasta 255 caracteres y que constituyen la delicia que chicos y nacos.

viernes, agosto 17, 2007

Extremos

Del no me olvido, al no me acuerdo. Del no me importa, al dónde has estado. Del no me corro, al para ya. ¿A partir de qué momento se hacen los extremos momentos tan trascendentales que nos hacen amar más o simplemente no amar nada? Del no me jodas, al jódeme ya. Del no te quiero, al vente para acá. ¿Vas a venir entonces? Vente ya. Vente ya.

FOTOGRAFÍA: "Talking", y haciendo como que nada importa aunque sean las 3.30 am y mañana tenga que despertar a las 8.30 am en busca del pan de cada día, en bicicleta y sin saber aún qué es mejor, el olvido o el recuerdo o la última palabra que de tus dedos oí ayer.



miércoles, agosto 15, 2007

Lecturas


No leo libros enteros. No me gustan los finales. Y aún así comienzo otro libro, y otro, y otro. Cuando llego a la última página, cuando cierro el libro el vacío se arremolina en el pecho. No me gustan los finales, no me gusta verlos partir. El silencio de la página en blanco me aniquila. Los silencios de unos ojos en blanco, de unos labios que ya no dicen, me pueden matar. Odio los finales, no me gusta verlos partir.

FOTOGRAFÍA: "Leéme", en vertical, de madrugada y sin gafas.

jueves, agosto 09, 2007

Bomb!


Paula fue un bebé muy lindo. Como sus ojos son negros y grandes, su abuela le decía Ojos de Capulín. Paula tiene una hermana mayor medio cabrona que le echaba carrilla por estar morena, se la pasaba chingando por eso. La verdad es que era de envidia, porque Paula podía irse a tostar al mar sin tantos pedos. Una vez, cuando tenía como 6 años, se rompió una pierna al bajar de un trenecito en frente de la iglesia del Santuario. Luego, a los 10, se partió la madre en un pasamanos de un parque en La Calma y le tuvieron que dar unas puntadas al lado del ojo. Su hermana, la cabrona, decía que era como Benito Bodoque, y que su papá era como Don Gato. De hecho, su papá a veces pregunta por Benito cuando llega a su casa a comer y quiere saber de su hija. Ahora le dice Bomb, que derivó de Paulita Bombel; quién sabe de dónde chingados lo sacó. Pero es que en el fondo Paula es como dulce, aunque en realidad proyecta mucha fuerza y entereza. Es un amor. Siempre se enojaba cuando su hermana le agarraba la ropa sin permiso o con permiso. La hermana cabrona asaltaba su closet en cuando Paula saba un paso fuera de la casa, pero se daba cuenta invariablemente porque su hermana salía en las fotos con toda su ropa y eso le hacía encabronarse. Comparten secretos, historias, desmadres y un montón de cosas, entre las cuales se puede contar la misma historia familiar que, aunque vivida desde perspectivas distintas, les une. Es la onda tener una hermana que sea también tu mejor amiga.


FOTOGRAFÍA: "Sisters", foto que creo que tomó Orva allá en junio del 2004, en mi despedida de cuando dejé el periódico. La foto es de antes a los efectos del Bombay con hielos que tomamos, je. Reina, muchas felicidades siempre, te quiero mil.

miércoles, agosto 08, 2007

Desde tapatilandia con amor

Felizmente pude haber dicho antes de ayer que había olvidado los más detestables rasgos de ser tapatío y que, por lo tanto, hasta había vuelto a contemplar la idea de volver al terruño amado. No obstante, como el terruño amado es un rancho donde se desdibujan los linderos de las parcelas y ya todo se confunde y se mezcla y luego van los rancheritos tapatíos divulgando las diversificaciones resultantes, pues al final uno todo sabe, uno de todo se entera a pesar de HABER UN PUTO OCEÁNO DE DISTANCIA. ¡Coño! En fin, que estaba un día feliz en mi olvido del ser tapatío, preocupada por tan sólo tomar la casi de vida o muerte decisión de ir en bici o en metro, porque caía una lluvia tenue, o quizá, más bien, chateando con alguien, como suelo hacer en mis ratos de ocio o cuando mi torpe computadora lenta me lo permite, cuando llegó a mí el emisario que tuvo a bien confirmar mis sospechas y recordarme que sí, existe una enorme población de tapatíos en este planeta. Como en todo, hay niveles en eso de ser tapatío, porque sí, HAY NIVELES. Me sentí vulnerable. Yo acá feliz o no de vivir mi vida como me da la gana, y que sale el tapatío bocón que ya opinó y reopinó de eso. Entonces me acordé lo feliz que era yo de no recordar que existe tapatilandia, pero no se puede tapar el sol con un dedo.
Por todo esto recordé las amables visitas que me han hecho buenos amigos desde que estoy acá. Han sido sin duda visitas entrañables pero hay que recordar que como en la viña del señor, también hay de todo en cuanto a visitas se trata. Las buenas, buenísimas te regalan la reconfortante sensación del lugar al que perteneces, no sólo por traerte en especia las maravillas culinarias que tanto extrañas, no, no, no, sino porque te permiten recordar con ellos las batallas y felicidades que te han unido a sus vidas junto a un par de chelas. Desafortunadamente están las otras visitas, esas joyitas tapatías que no pueden sino leerte erróneamente y luego ir por la vida hablando de esa pésima lectura que hicieron de ti, lo cual me da a pensar 2 cosas: que tienen un cacahuatito salado en la maceta y están bien pendejos; o que tienen un cacahuatito salado en la maceta, están bien pendejos y traen tatuado en tribal lo tapatío, pero no el ser cualquier tipo de tapatíos, sino "tapatíos de cuarta", porque se puede ser "tapatío y qué", pero hay quienes no pueden evitarlo y se denigran denigrando maneras de ser y formas de vida de gente que prácticamente no conocen y no han tratado más que tras la másacara del msn, maldito artefacto que a veces sólo sirve para atraer patrañas como ésta a tu vida y lo peor, tienen el complejo de Mandibulín. ¿Alguien se acuerda de Mandibulín y su famoso "es que, a mí nadie me respeta"? ¿Cuándo aprenderá la gente talentosa, esos artistas que nos regala dios a los viles mortales poco agraciados que el reconocimiento llega como un don divino que no hay ni que presumir PORQUE JUSTAMENTE LLEGA SOLO Y A LO GRANDE SI ES QUE LLEGA? ¿CUÁNDO? Porque entre los tapatíos de cuarta, ya por adopción o por simplemente vivir en territorio tapatío, hay una infinita cantidad de "artistas" hambrientos de reconocimiento, de salir en los periódicos, que buscan conquistar el mundo entero, pero eso sí, siempre saliendo en el periódiquito del terruño amado. Eso, mis queridos lectores, no lo extrañaba para nada. Prefiero vivir en negación y en mi búrbuja y no ser tocada por esos dedos sucios de estupidez. Lo prefiero mil. He dicho. Jajajajaajajajajajaja.









FOTOGRAFÍAS: "Lindas visitas", de una serie que espero que no termine y crezca aún más, que yo todavía no tengo ganas de regresar a mi terruño amado. Todavía me da mucho miedo abandonar mi estado de vacaciones perpétuas de ese lindo estado llamado Jalisco, tierra de oportunidades gobernada por el PAN, como todo el país, ¡chin!