domingo, diciembre 10, 2006

Welcome to my world

He viajado un montón de kilómetros sobre un oceáno sin ir cargando mi equipaje gracias a que las aerolíneas se hacen cargo de él, aunque esta vez me ahorraron la pena de cargarlo de tal forma que aún no puedo desempacar maletas. Sin embargo, me siento como si hubiera cargado un planeta de tristeza sobre mis hombros y nada más llegar al día quinto para explotar en el llanto de la inadaptada que soy y seré porque yo ya no vivo aquí, en el lugar que, irónicamente, anida mi núcleo sentimental más fuerte.
Me trasladé entera y dispuesta a dar y recibir amor, pero debe ser que estoy algo oxidada y las cosas me han salido mal y me siento asquerosamente sola, parada ante el bullicio de toda la gente que sí vió la final Chivas-Toluca porque nadie me invitó a disfrutar del partido. Sólo mis padres, pero yo ya no podía ver la pantalla del televisor. Las lágrimas no dejan ver nada, son peor que la miopía o que la dislexia mental.
Nadie nos enseña, cuando amamos, a comunicar ese amor con dulzura y asertividad, porque nadie viene con ese instructivo bajo el brazo. El amor no es sólo un montón de caricias y besos babosos. El puto amor es pura pinche comunicación.
No es la primera vez que lo afirmo. Me duele que no va a ser la última. Me duele también el cuerpo, los morados en el corazón, porque está bien cabrón bajarte de un avión pensando que embonarás como pieza de rompecabezas en tu vieja vida, pero no. No puedes limar las nuevas formas para hacerlas entrar a la fuerza. Lo que sí puedo hacer el seguir llorando cada vez que me venga en gana, que tragué mucho llanto este año o algo así. No puedo parar.

FOTOGRAFÍA: “Una poca de felicidad siempre viene bien”. Por la bienvenida que Tomás y Liliana me organizaron en el Prana. Gracias totales.

2 comentarios:

microhomeless dijo...

no entiendo muy bien, aunque digo, no tengo porque entender, y tu mucho menos ser juzgada. pero no se supone que te estableciste por un tiempo en bcn? es decir, porque duele tanto el adaptarse a gdl o no, si tu vida esta alla...

tambien como que senti que cuando te ibas ya extrañabas gdl, un juego ambiguo medio extraño

que insisto, no tienes porque explicar, solo son dudas que tengo porque te leo y platico un poquito contigo, y sabes que te aprecio mucho

bueno, creo que tienes mis datos, y yo me quede pensando que igual me llamabas, estaria lindo saber de ti y verte ahora que estas aca

un abrazo y mucho respeto

fruitman dijo...

Me gusta el póster en la pared, de la peli de Tin Tan. Y tu metáfora del rompecabezas es tristemente preciosa, tanto que hasta te pediré permiso para incluirla en mi primera novela :)