domingo, diciembre 31, 2006

Feliz felicidad

Preparando la fiesta sorpresa para el cumpleaños de Tomás, pasé por todos los estados del vértigo que proporciona la emoción de la incertidumbre, en este caso, una incertidumbre que no duele nada.
Haber visto la cara de incredula felicidad ante la reunión de algunos de sus amigos en Tomás hizo que este viaje valiera la pena y llegara a su punto más alto; la siguiente parada será la cena de año nuevo, luego mi cumpleaños.
Ahora que escribo esto caigo en la cuenta de lo feliz que soy en Guadalajara, en lo importante que son esas personas que comparten background conmigo. Es tan fácil vivir aquí, porque lo conozco todo, porque sé cómo funciona. Qué hermosa calma luego de tan atropellado trance transatlántico.
Feliz 2007. Ahora sí que les deseo a todos mucho de esto: salud, dinero y amor. ¡Ámonos a festejar!

FOTOGRAFÍA: "Happines is a warm gun", tomada por mi hermanita, la gran fotógrafa Paula Islas, que, by the way, fue la reina de la fiesta.
^_^

miércoles, diciembre 27, 2006

Palomita, ¡ven a mí!

No veo la hora para seguir comiendo más palomitas. Podría escribir odas a las palomitas y todo porque crecí expuesta a sus delicias. Mi madre las comía compulsivamente, aunque intentara disimular su obsesión alimentándonos con ellas mientras mis hermanos y yo veíamos peliculas antaño en mi niñez.
Las adoro y si pudiera, iría a Cinépolis todos los días sólo por ellas, sin importar el filme que estén dando. Lo único malo es que estén asociadas a las cadenas comerciales y no al cine de autor y eso haya contribuido a mi afición por las comedias románticas. De cualquier forma, son deliciosas. Siempre hay un hueco en mi estómago para ellas.

FOTOGRAFÍA: "Popcorn time it's here!". No podía existir mejor emblema para los comelones de palomitas, ese sútil y divertido manjar.

viernes, diciembre 22, 2006

Breakfast at Tiffany's


Junto al café vino mi mundo de otros tiempos. Luego se cerró la puerta de manera amistosa, una vez más.
Los recuerdos cayeron como instantes congelados, como hojas secas y su irresistible crunch me sedujo y tranquilizó. Por fin hacer las paces y perdonar. Rememorar sin sentir las agujas encajándose en los dedos, sin el sentimiento encabritado, indomable, dañino y perverso.
Aunque la "prudencia" venga de otros tiempos, de esas manos, sé que está también detrás de esa misma puerta que cerré yo misma hace tiempo, así que no violaré los acuerdos de paz. No voy a invitar a nadie más a esta fiesta.



FOTOGRAFÍAS: "Azulejos I y II". De una expo del Colectivo Holga en la Alianza Francesa. Son fotos tomadas con una camarita de plástico acomodadas justamente como si de azulejos se trataran. Capté la idea de su acomodo, me dijo alguien alguna vez.

lunes, diciembre 18, 2006

Girly movies?


Tomás dice que Casino Royale (la primera película de la serie de James Bond que veo en mi vida) es para los hombres lo que Los Amantes del Círculo Polar para las viejas.
Yo digo que hay de categorizaciones a categorizaciones.
La pregunta es, ¿a alguno de ustedes les gusta la película de Medem o es que a todos los hombres les resulta un somnífero total y yo soy una ingenua por creer lo contrario?

jueves, diciembre 14, 2006

Hogar



Resnik se pasa la luz roja, bebe un whisky doble y charla con extraños. Está flaco, demasiado flaco. Si adelgaza un poco más, desaparecerá. Alguna vez yo llegué a pesar 52 kilos. Lucía demasiado bien, según dicen, y mi entonces novio me dijo que si había llegado a pesar eso, podía bajar hasta 50 si yo quería, pero yo no quería estar flaca, yo sólo quería un poco de cariño, no desaparecer de este mundo. Entonces vivía con Lulú que un día apareció un par de tulipanes de color naranja en el depa que luego compartí más a la fuerza que por gusto con Bárbara. ¿Se dirá "vitoreana" o "vitorina"? Es que era de Vitoria. Después viví con mi hermana y ella sigue ahí ahora que han pintado la fachada que antes era gris.
Hogar, dulce hogar. El lugar del fuego que cocina las partes más dulces de la vida. Las partes que hacen que en la vida salga el sol y el frío no se sienta, porque el calor se irradia tanto cuando así se desea.
Ahora Resnik persigue un auto rojo frenéticamente. Yo, voy a dormir.





FOTOGRAFÍAS: "Tulipán I y II". Jugaba con el flash y del tulipán naranja los colores se dispararon. Fue en 2003.

La vida es esto



FOTOGRAFÍA: "La boca de Tomás", el tío más majo y lindo. Llega un poco tarde a recogerme, pero estuvo a tiempo en mi vida, hace 11 años.

miércoles, diciembre 13, 2006

Enseñanzas a mí

¡Aaaaahg! La maleta no llega y me oprime el corazón. Supongo que la vida me está enseñando a ser un poco más desprendida de las cosas materiales, pero, ¿tenía que ser así, a putazos? Por lo pronto iré a casa de mi hermana, de nuevo, a peinarme un poco y luego le robaré algo de su surtido armario, que Liliana me espera. Está bien salir un poquito a tomar el fresco, porque encima de la demora de la maleta está la terrible tos que casi me impide respirar y que me pusó en manos de santa amoxicilina (hubiera preferido cualquier pasta más fuerte), así que nada de brindis hasta la semana que entra. Tengo que estresarme menos, ¿verdad? Ni me lo digan. Quién me manda. Je.






FOTOGRAFÍA: Una del archivo que desempolvé. Hope you like it!

domingo, diciembre 10, 2006

Welcome to my world

He viajado un montón de kilómetros sobre un oceáno sin ir cargando mi equipaje gracias a que las aerolíneas se hacen cargo de él, aunque esta vez me ahorraron la pena de cargarlo de tal forma que aún no puedo desempacar maletas. Sin embargo, me siento como si hubiera cargado un planeta de tristeza sobre mis hombros y nada más llegar al día quinto para explotar en el llanto de la inadaptada que soy y seré porque yo ya no vivo aquí, en el lugar que, irónicamente, anida mi núcleo sentimental más fuerte.
Me trasladé entera y dispuesta a dar y recibir amor, pero debe ser que estoy algo oxidada y las cosas me han salido mal y me siento asquerosamente sola, parada ante el bullicio de toda la gente que sí vió la final Chivas-Toluca porque nadie me invitó a disfrutar del partido. Sólo mis padres, pero yo ya no podía ver la pantalla del televisor. Las lágrimas no dejan ver nada, son peor que la miopía o que la dislexia mental.
Nadie nos enseña, cuando amamos, a comunicar ese amor con dulzura y asertividad, porque nadie viene con ese instructivo bajo el brazo. El amor no es sólo un montón de caricias y besos babosos. El puto amor es pura pinche comunicación.
No es la primera vez que lo afirmo. Me duele que no va a ser la última. Me duele también el cuerpo, los morados en el corazón, porque está bien cabrón bajarte de un avión pensando que embonarás como pieza de rompecabezas en tu vieja vida, pero no. No puedes limar las nuevas formas para hacerlas entrar a la fuerza. Lo que sí puedo hacer el seguir llorando cada vez que me venga en gana, que tragué mucho llanto este año o algo así. No puedo parar.

FOTOGRAFÍA: “Una poca de felicidad siempre viene bien”. Por la bienvenida que Tomás y Liliana me organizaron en el Prana. Gracias totales.

jueves, diciembre 07, 2006

Temporalmente fuera de servicio

Por causas ajenas a su conocimiento, este blog permanecerá fuera de servicio por unos días más. Sí, he llegado a Guadalajara sana y salva y sin retrasos considerables, pero mi maleta se quedó en Madrid, lugar donde subí al segundo de tres aviones en un mismo día. Ahora sé que mi equipaje llegará el lunes a mis manos, lo cual es verdaderamente bueno, pero pasé un par de días un tanto triste pensando en aquellas cosas que guardé ahí y que no sabía bien a bien si recuperaría.
La impotencia me embargó casi en su totalidad y sólo pude olvidarla porque encontré la mirada de Tomás y en este sentido soy la mujer más, pero más feliz de la galaxia. Tomás es un hombre excepcional y maravilloso y encantador y podría seguir escribiendo más adjetivos, pero me tengo que dar prisa a ir a casa de mi hermana por algo de ropa linda, que me voy a cenar un pedazo de carne que te cagas a un restaurante argentino con Tomás. Jeje.
Por esto y otras cosas más, Guadalajara es un lugar hermoso. ¡Y eso que aún no veo a mis amigos!

sábado, diciembre 02, 2006

La meva casa

Si bien comencé la introducción a este pedazo de piso en el bello barrio de Gràcia, no llegué a su interior. Incluso anteriormente les di un paseillo por mi anterior vivienda junto al Mercat de Sant Antoni, pero no había tenido la gentileza de mostrarles los espacios que me acompañan día a día y me hacen muy, muy feliz mientras vivo en Barcelona.
Justo a este piso llegué el año pasado recién desembarcada de Guadalajara e invitada a alojarme en él por María, a quien conocí hace unos años estudiando Letras en la universidad. Entonces, yo la invité a vivir a la casa Islas en lugar de la casa de asistencia que le costaba un ojo de la cara.
En junio pasado, la María no dudo en llamarme en cuanto se desocupó la habitación del Piggio, un italiano que cambió a Madrid su residencia, y heme aquí.
¿A qué está chulo? ¡Benvinguts!












FOTOGRAFÍAS: "J'habite á Sors street", je, serie que muestra el escenario en el cual transcurre mi apacible vida (hasta el momento, porque en cuanto llegue a mi Guadalajarita del alma, va a arder Troya con una santa bacanal que no vean, ¡ups!).