miércoles, julio 12, 2006

Desde Asturias con amor


Se llama Bruno Mateos y gracias a los artilugios de defensa con los que se protege mi mente, he olvidado muchos de sus hábitos cotidianos, los cuales pude conocer mientras fue mi compañero en un piso situado al lado del Mercat de Sant Antoni. Es oriundo del Principado de Asturias, padece de sinucitis y se le cae bastante el cabello. Tenía una novia, Carlota, que lo dejó vestido y alborotado con la idea de que vivirían juntos, que ella lo rescataría de la pocilga de cuarto en que se alojaba desde hacía un par de meses y que por fin tendría lo que más necesitaba en la vida: una segunda madre, ¡no! Discúlpenme, él lo que hubiera deseado si acaso era una chacha que le lavara, fregara, barriera, trapeara y, de ser posible, le cortara las uñas de los pies, limpiara los rastros de meados que dejaba en la taza del baño como consecuencia de su mala puntería y le sonara los múltiples mocos que se le arremolinaban en las narices y que yo tuve a mal encontrarme embarrados en la bañera, junto a sus molestos cabellos, como un masacote gelatinoso y peludo. Creía que lo sabía todo, pero todo, incluso que los mexicanos somos unos sufridos porque estamos geográficamente situados debajo de Estados Unidos. Pero Bruno nunca ha estado en México y me parece que conoce a pocos mexicanos. Incluso desconoce qué hay allende las fronteras de su pueblo, Gijón, porque una vez tuvo a bien preguntarme si existían minas en México. Hay que destacar que su estancia en Cataluña representó el primer alejamiento del seno materno. Nadie letrado y con más de tres dedos de frente (características de las que se consideraba dueño y señor) preguntaría eso. Alguna vez, recién lo conocí, me simpatizó. Pero el hombre dilapidó con tezón aquella simpatía ganada. Ahora, lejos de él, curada de espantos, puedo dedicarle este post y gritarle al mundo, a Carlota y a todas las “pibas”, como llamaba a las chicas en edad de merecer: ¡HUYAN DE ÉL MIENTRAS PUEDAN A MENOS QUE LES ENCANTE TENER A UN MAMARRACHO A SU LADO! Carlota, no sabes de la que te salvaste reina.

FOTOGRAFÍA: "I'm stupid and stupid is with me", en la que apaceren Bruno Mateos y su amigo Carlos en la salida de algún cine barcelones (foto de la foto original que pirateé para este post).

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Ja, ja, ja, ja!Que bueno! no lo sabes tu bien. Yo lo conozco y nunca me habia teopezado con alguien tan subnormal, pero es porq el pobre tiene problemas psicologicos. Cuanta verdad en tan poco espacio, Marina.

Anónimo dijo...

pues lo primero es que eres una mamarracha,

todo esto que publicas se lo dijiste a él en persona?? por qué lo publicas en internet cuando no se lo dijiste a la persona que tanto odio le tienesss??

yo no me acuerdo de ti, y eso que iba mucho por ese piso, ah!!! tu debes de ser la borracha que se encerraba en su habitación que llevaba una vida oscura y casi secreta, ahora me acuerdo nunca estabas en casa y si estabas era en tu habitación con la puerta cerrada.

que tipo de persona eres que incluso entraste en su ordenador y le robaste una foto! eres una loca? o estabas enamorada de él?? te hiciste muchas ilusiones y se te truncaron??

que poco sabes de bruno, ni siquiera sabes el nombre de la persona que está con él en la foto IDIOTA!

Mariana M* dijo...

Ni lo uno, ni lo otro querido anónimo. Lo que sí, de la embriaguez que mencionas, puedo decir que recurrí a ella PORQUE BRUNITO NO ME DEJABA DORMIR, así que o caía borracha o nomás no dormía y pos no sólo de pan vive el hombre. Ya hubiera yo querido estar enamorada de tan bello especímen, así al menos los gargajos que tiraba en la bañera cada mañana los hubiera atesorado bajo llave y para siempre. Y como dice el crédito de la foto: FOTO DE LA FOTO. Hay que leer, hay que leer.


Atte.
Tu segura mamarracha. ¡Yeah!

Anónimo dijo...

ERes mi idola Mariana!!!
Mariana pa presidenta!!!
Contra la ignorancia y los cochinones gachupines..!!!
Viva MAriana!!

Anónimo dijo...

Hay que estar fatal para tomárselo tan a la tremenda, tanto como para considerarlo un ataque personal, contarlo en internet y poner los datos y foto de la persona acusada. Yo a esto lo podría llamar difamación.

Por muy cerdo que fuera (no entraré a juzgar a alguien por lo que dicen otros)... esto no se hace, así que deduciré que eres una retrograda (a ti te juzgo por un hecho, el artículo), mal educada, sin sentido común... además de fea y enana (y algún día coja).

Ale!, a pastar

Anónimo dijo...

Hay que estar fatal para tomárselo tan a la tremenda, tanto como para considerarlo un ataque personal, contarlo en internet y poner los datos y foto de la persona acusada. Yo a esto lo podría llamar difamación.

Por muy cerdo que fuera (no entraré a juzgar a alguien por lo que dicen otros)... esto no se hace, así que deduciré que eres una retrograda (a ti te juzgo por un hecho, el artículo), mal educada, sin sentido común... además de fea y enana (y algún día coja).

Ale!, a pastar

Mariana M* dijo...

Yo apelo a la libertad de expresión, porque lo demás es totalmente subjetivo. Fatal, lo que se dice fatal sí que estaba. Recién llegada de otro país y venirme a topar contigo, pos está cabrón. Igual tus gargajos no eran una cosa personal, pero preguntale a cualquiera, ESO DA ASCO, y yo todavía no puedo respetar a la gente sucia, que convive con más gente bajo un mismo techo y demuestra que le importa una mierda el de junto al no dejar los espacios comúnes tan limpios como le gustaría encontrarlos. Es decir, se nota que respetas a los demás tanto como a tí mismo, digo, si a esas vamos.
Pero bueno, puedes estar seguro que estoy llorando ahora y llamando a mi mamá porque me haz llamado retrógrada, fea y enana y porque haz vaticinado mi cojera, jajajajaja. ¿Estamos? Estoy llamando a mi mamá para llorar tus feos insultos, jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajjajajajajajajajajajajajaja y ja.

¡A pastar, a pastar se ha dicho! ¡Yeah!


Estos españoles y sus contundentes insultos, jajaja.

Anónimo dijo...

Es que me meo de la risa! Mariana, yo estoy contigo tambien! Yo tb le he conocido algo y tienes tods la razon!! Era lo peor!!